Promueven nueva ley para ajustar el estatus de “dreamers con documentos”

Los dreamers con documentos, son personas que, siendo menores de edad, ingresaron a Estados Unidos con una visa que perdió vigencia al cumplir 21 años.

Los dreamers documentados, enfrentan la posibilidad de ser deportados luego de cumplir 21 años. Por ello senadores y representantes, buscan introducir el America’s Children Act, para proteger de la deportación a jóvenes que ingresaron legalmente a Estados Unidos y que a pesar de ello pueden ser deportados.

En este sentido, al cumplir 21 años, tienen opciones, como salir voluntariamente del país o intentar obtener una visa. Se estima que actualmente más de 200 mil jóvenes viven en esta situación.

“Para estos jóvenes, cumplir 21 años significa enfrentarse a una elección imposible. O dejar a tu familia y autodeportarte a un país del que apenas te acuerdes, o quedarte en Estados Unidos viviendo indocumentado”, explicó el senador Alex Padilla, uno de los impulsores de la ley.

El America’s Children Act, proporcionaría un camino hacia la ciudadanía a hijos de titulares de visas a largo plazo, que han esperado años por recibir la residencia permanente.

Dip Patel, es uno de los tantos dreamers que viven esta situación tan especifica. Sus padres emigraron de la India a Canadá y posteriormente de Canadá a Estados Unidos. Su ingreso se dio de manera legal, sin embargo, al aplicar a la universidad se dio cuenta que estaba clasificado como estudiante internacional.

“Realmente, es solo pasar de una visa temporal a una visa temporal porque nuestro sistema de inmigración realmente no tiene un camino legal, ni oportunidades para que nosotros siquiera presentemos una solicitud”. Explicó sobre la posibilidad de ajustar su estatus migratorio, como el que brindaría la ley mencionada en caso de aprobarse.

Actualmente, Patel tiene 26 años y ha logrado mantenerse en Estados Unidos gracias a una visa. Esto lo llevó a fundar Improve the Dream, una organización que promueve la aprobación de America’s Children Act ejerciendo presión a los legisladores. “Esto es algo que la mayoría de los estadounidenses realmente asumen que no es un problema porque asumen que alguien que es traído aquí de niño, crece en los Estados Unidos con un estatus legal, se cría y se educa aquí, tiene un camino para quedarse”, explicó.

Por otra parte, la representante Ami Bera de California, otra de las impulsoras de la ley, explicó que “Nuestra mejor oportunidad de actualizar nuestras leyes de inmigración radica en hacer el arduo trabajo necesario para elaborar una legislación bipartidista consensuada que tome decisiones más específicas”.

Noticias relacionadas