Trabajos temporales han beneficiado a industrias especializadas

En marzo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), y el Departamento de Trabajo (DOL), anunciaron que se abrirían 35 mil nuevas visas para trabajadores temporales no agrícolas.

La falta de personal ha afectado diversos sectores productivos en Estados Unidos durante la recuperación económica. Este año el gobierno federal tomó la decisión de permitir 35 mil visas adicionales para trabajadores no agrícolas para la segunda parte del año fiscal 2022. Desde hace varios años una de las industrias más beneficiadas por el programa de visas H-2B es el de la industria de la pesca.

El año pasado el DHS anunció 22 mil visas H-2B adicionales, para apoyar a negocios como procesadores de pescado y mariscos y otros sectores que requerían trabajadores por temporada. Muchas de estas visas fueron aprovechadas por empleadores en el sector de la pesca, debido a la falta de trabajadores nacionales, en muchos casos por la localización de estas vacantes en lugares remotos.

La mayoría de las compañías procesadoras de mariscos se encuentran en condados rurales en estados como Maryland, Virginia o incluso en islas de Alaska y en las costas del sur de Texas en el Golfo de México. En este sentido senadores de Maryland han reconocido el esfuerzo de ofrecer más visas para cubrir las vacantes disponibles y necesarias en el sector.

“Nos alegramos de que hayan atendido nuestros llamados para proporcionar estas visas adicionales, y les instamos a que las concedan lo antes posible a las empresas que los necesitan. Juntos, seguiremos trabajando para conseguir una solución legislativa a largo plazo que defienda los derechos de los trabajadores y aporte más seguridad a este programa del que dependen las pequeñas empresas marineras de Maryland”, expresaron los senadores en un comunicado.

De las 35 mil visas adicionales 23 mil 500 fueron para trabajadores que previamente habían obtenido una visa en los años fiscales 2019, 2020 y 2021. El resto de las visas fueron dirigidas a nuevos trabajadores, pero con prioridad a ciudadanos de Haití, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Noticias relacionadas