Seguridad social para no ciudadanos y para inmigrantes legales en Estados Unidos

Los inmigrantes legales en Estados Unidos pueden acceder a beneficios y prestaciones del Seguro Social.

Para ser contratados bajo cualquier esquema legal, los inmigrantes legales requieren tramitar un número de Seguro Social (SSN). A través del SSN, el empleador informa al gobierno sobre las ganancias del empleado y la Administración del Seguro Social conecta los créditos acumulados por su trabajo para obtener los beneficios en el futuro. Asimismo, el trabajador debe pagar sus impuestos del Seguro social.

De esta forma, al generar créditos, un inmigrante legal puede acceder a los beneficios como pagos de jubilación, prestaciones a cónyuges, pagos por discapacidad, entre otros. Sin embargo, para ello es necesario acumular al menos 40 créditos de trabajo del Seguro Social. Es posible ganar hasta cuatro créditos por año, y se entrega un crédito por cada $1,510 dólares de ingresos por trimestre.

En este sentido, los 40 créditos equivalen a mínimo diez años de trabajo. Sin embargo, alcanzar dicha cantidad no significa que se pueda acceder a los beneficios del Seguro Social, para ello los beneficiarios deben cumplir 62 años, la edad mínima para jubilación no obstante los beneficios al retirarse a dicha edad se reducen un 25% con respecto a la edad de jubilación normal, entre los 66 y 67 años. De igual forma, si se retrasa la jubilación hasta los 70 años, recibiría 32% más de beneficio mensual.

Asimismo, cuídanos de otros países que trabajen en Estados Unidos y obtengan al menos seis créditos, pueden calificar a los beneficios de Seguro Social en Estados Unidos, totalizando y combinando los créditos obtenidos en su país. En Latinoamérica, países como Brasil, Chile Y Uruguay, forman parte de la lista de 25 países que forman parte de este acuerdo.

Además, el registro en el Seguro Social es permanente, por lo que es válido que un inmigrante legal no trabaje por un periodo de tiempo o haya regresado a su país a trabajar, mientras no haya tenido que pagar impuestos del Seguro Social, los créditos registrados permanecerán y se respetarán.

Noticias relacionadas