¿Cómo acceder a servicios de salud mental como migrante en Estados Unidos?

Los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos enfrentan diversos desafíos al acceder a servicios de salud mental o física.

Las familias de migrantes en Estados Unidos, suelen enfrentar barreras al acceder a servicios de salud.  Una situación común entre inmigrantes indocumentados, es considerar que buscar atención médica representa un riesgo de deportación.

Muchas familias de condición migratoria mixta pueden cuestionar la seguridad de buscar servicios de salud mental o física, dado el aumento de las acciones de las agencias de inmigración. Por ello es importante tener en cuenta que existen reglas de privacidad muy estrictas que protegen a los pacientes en hospitales y clínicas de salud, independientemente de su condición migratoria.

Uno de los aspectos más simples que deben conocer los migrantes, es que ningún hospital o clínica puede negarles el acceso a sus servicios por ser indocumentado. De hecho, los hospitales y sus empleados no deberían en primer lugar preguntar esa información.

A continuación, algunos detalles que los inmigrantes deben tener en cuenta:

  • La Affordable Care Act (Ley de Cuidado de Salud Asequible), es una opción para que familias con obtengan un seguro de salud.
  • Hay reglas de privacidad muy estrictas que protegen a las familias que solicitan un seguro de salud, incluso aquellas cuyos miembros tienen distintas condiciones migratorias.
  • Si no tiene un seguro de salud, tiene ciertas opciones de atención médica independientemente de su condición migratoria, como atención en una sala de emergencia, servicios de salud pública como vacunas y detección de VIH, y centros de salud comunitarios y clínicas gratuitas.
  • Los profesionales médicos no deben preguntar sobre la condición migratoria de sus pacientes.
  • La política actual dice que los agentes de inmigración deben permanecer alejados de hospitales y establecimientos médicos.
  • Nadie está obligado a mostrar un documento de identidad para recibir tratamiento médico.

Por otra parte, existen otras herramientas del gobierno estadounidense para acceder a servicios de salud mental sin ser beneficiario de un programa federal o contar con estatus migratorio irregular. Por ejemplo, la herramienta de la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA, en inglés): https://findtreatment.samhsa.gov/. Lo único que debes hacer es ingresar tu código postal, para encontrar servicios de forma anónima y confidencial.

Asimismo, la SAMHSA, cuenta con líneas telefónicas de ayuda, como la línea de prevención del suicidio que opera las 24 horas del día todos los días de la semana y brinda apoyo gratuito: 1-800-273-TALK (8255). También cuenta con la línea de ayuda nacional, que brinda información gratuita y refiere a los usuarios con profesionales: 1-800-662-HELP (4357).

Noticias relacionadas