Inmigrantes aprenden a leer y escribir español después de los 50 años

La Casa Guerrero ofrece clases de alfabetización, primaria y secundaria en Long Beach sin costo alguno.

Cuando Salvador González emigró a Los Ángeles ya no era un niño, tenía 22 años pero llegó de México sin saber leer ni escribir su propia lengua, el español.

“Es que yo no fui a la escuela en Michoacán (México). La prioridad era trabajar para ayudar a la familia”, explica.

Y cuando llegó a Estados Unidos no hizo otra más que trabajar y aprendió el oficio de hacer instalaciones de aire acondicionado y refrigeración en edificios y casas.

“Tengo muy buen trabajo con una compañía grande y viajo por todo California”, cuenta orgulloso.

Le ha ido tan bien, que de su sueldo paga la carrera universitaria de su hija que estudia para ser ingeniera de minas en Reno, Nevada. González hasta se ha comprado dos casas en Las Vegas, otra en México, una residencia rodante y dos terrenos.

El problema es que han pasado 32 años desde que llegó a Los Ángeles y aún no sabe leer ni escribir español.

Abierto a todos

Adela Pérez, la coordinadora de la Casa Guerrero, una organización no lucrativa que da a las clases de alfabetización a las que asiste Salvador González, dice que enseñan a adultos a partir de los 15 años y hasta los 100 años.

“Tenemos alumnos desde los 30 hasta los 78 años”, puntualiza.

Siguen el programa y los materiales del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) de México. “A través del Consulado de México les damos certificados cuando culminan sus estudios”, señala. “Y una vez que aprenden a leer y escribir, pueden hacer la escuela primaria y la secundaria y obtener su diploma”, agrega.

La también maestra de alfabetización dice que aprender a leer y escribir depende del tiempo que el alumno le dedique, pero puede llevarse seis meses y hasta dos años.

“Las clases son en Long Beach, los martes y jueves a partir de las 11 de la mañana”, observa.

Los interesados pueden llamar al 562-326-1713 para pedir más información. Si no vives en Long Beach, y quieres saber dónde en Los Ángeles puedes aprender a leer y escribir español, ahí mismo te pueden ayudar.

La maestra reconoce que a diferencia de un niño, es más difícil para un adulto aprender a escribir y leer español simplemente, considera porque tienen muchas cosas en su mente así como más compromisos y problemas con que lidiar.

“Uno como maestro tiene que tenerles mucha paciencia y ellos deben hacer sus tareas porque el aprendizaje depende mucho de repetir. Si en su casa no hacen nada, les va a costar más trabajo”, observa.

Fuente: La Opinión.

Noticias relacionadas