Consejos para evitar la aparición de orzuelos

Los orzuelos o “perrillas” son bultos de color rojo muy dolorosos que salen en el borde de los párpados, cerca de la base de las pestañas. Esto se debe a la obstrucción de las glándulas sebáceas, que hace que las bacterias estafilococos se multipliquen, ocasionando unas protuberancias.

De apariencia similar a un barrito, existen 2 tipos:

  1. Orzuelo externo: ocurren por una infección en el folículo piloso.
  2. Orzuelo interno: provocado por una infección en la glándula del meibomio, que se encarga de segregar aceites naturales que mantienen hidratados a los párpados.

Síntomas:

  • Enrojecimiento, sensibilidad y dolor en el borde del párpado
  • Hinchazón en los párpados
  • Lagrimeo todo el tiempo
  • Pus en la zona inflamada
  • Sensación de tener una “basurita” en el ojo

Si el orzuelo se encuentra adentro, otros síntomas son fiebre o escalofríos.

Las “perrillas” por sí solas se revientan en un periodo de 2 a 4 días; sin embargo, si la hinchazón y el enrojecimiento se expanden más allá del párpado, entonces tienes que ir al doctor. Por ningún motivo intentes hacerlo tú mismo ya que será perjudicial.

Para ayudarte a sobrellevar el dolor, coloca un paño tibio sobre el ojo cerrado de 5 a 10 minutos varias veces al día. Esto hará que se rompa y se drene la pus. Si no “explota”, debes acudir con tu médico.

Sigue estos consejos para evitar la aparición de orzuelos:

  • Si no te has lavado las manos, no toques tus ojos.
  • Si usas lentes de contacto, lávate muy bien las manos antes de tocarlos.
  • En caso de aplicar maquillaje, opta por agua micelar en lugar de cualquier aceite, ya que llegan a obstruir las glándulas sebáceas de los párpados.
  • No utilices cosméticos viejos o caducados.

 

Vía: Salud 180

Noticias relacionadas