El mexicano Guillermo Chin Canché fue elegido por la NASA para participar en proyecto Dragonfly

El mexicano de origen maya, Guillermo Chin Canché, estudio ingeniería mecatrónica en la Universidad en Campeche y cursó su maestría en el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

El mexicano nacido en Bethania, Campeche, participará en el proyecto Dragonfly de la NASA que enviará un dron robótico cuyo objetivo es estudiar Titán, una de las lunas de Saturno y estudiar su habitabilidad. Chin Canché, formará parte del equipo de Meteorología Planetaria en este proyecto, siendo el único mexicano en un equipo de 117 científicos.

Guillermo fue invitado al proyecto por el estadounidense Scot Rafkin un especialista en atmosferas planetarias y predicción numérica del clima. Rafkin tomó en cuenta a Chin Canché al conocer su trayectoria y sobre todo su interés en el estudio de Enceladus, otro de los satélites de Saturno.

“Participar en este proyecto significa mucho, es la culminación del esfuerzo y el trabajo, pero lo más importante es que refleja el conocimiento que heredé de mis antepasados mayas, que fueron sabios astrónomos”, explicó el mexicano, enfatizando sobre su origen.

El proyecto requiere que Guillermo viaje a Estados Unidos en marzo del próximo año, mientras tanto continuará sus estudios de Oceanografía Física en el Centro de Investigación Científica y de Estudios Superiores de Baja California.

Su línea de investigación se basa en ciencias planetarias y astrobiología, temas en los cuales cuenta con experiencia, lo que le abrió las puertas a colaborar en este importante proyecto. Sus labores en la misión espacial de Dragonfly se enfocarán en estudiar la atmosfera del satélite Titán de Saturno, con el propósito de predecir fenómenos meteorológicos en el planeta. Al predecir las condiciones meteorológicas de Saturno, serpa posible determinar cómo afecta la generación de moléculas orgánicas y evaluar la turbulencia que experimentará el dron.

“En el proyecto de la NASA entregaré al 100 por ciento mi corazón para dejar en alto el nombre de Campeche, México y la Península de Yucatán, donde vivieron los mayas, los mejores astrónomos, matemáticos y arquitectos del mundo”, explicó el campechano.

Noticias relacionadas