¿Qué migrantes en Estados Unidos pueden cobrar su pensión?

Solo los inmigrantes que hayan trabajado mínimo diez años con su número de Seguro Social (SSN) y tengan estatus migratorio regular pueden cobrar su pensión.

Para calificar a los beneficios de Seguridad Social o Social Security es necesario ser un inmigrante legal y tramitar un SSN, a través de los procesos correspondientes. De hecho, los inmigrantes legales requieren forzosamente un SSN para ser contratados bajo cualquier esquema legal de trabajo. Y es a través del SSN que los empleadores reportan los ingresos de los trabajadores ante el gobierno federal.

El siguiente paso es obtener work credits o créditos de trabajo de Seguridad Social. Este esquema de seguridad social permite obtener un máximo de cuatro créditos por año, y al acumular 40; es decir el equivalente a al menos diez años de trabajo; será posible acceder a los beneficios de seguridad social, como la pensión por retiro desde los 62 años.

Sin embargo, los inmigrantes que, al buscar cobrar su pensión, cuentan con un estatus migratorio irregular, solo podrán cobrar si salen del país. Por otra parte, los inmigrantes con un estatus migratorio regular podrán cobrar su pensión dentro de Estados Unidos, sin ningún problema.

Es importante resaltar para acceder a los beneficios de Seguridad Social, es necesario cumplir al menos 62 años, sin embargo, la edad. No obstante, trabajadores que se retiren a esa edad recibirán 25% menos de su pensión, hasta que cumplan la edad “normal” de retiro, los 66 o 67 años. Asimismo, las personas que se retiran a los 70 años, ven un incremento del 32% en su pensión, que es la cantidad máxima.

En cuanto a los estatus migratorios regulares que son elegibles para obtener SSN y posteriormente los beneficios de la Seguridad Social son:

  • Residentes permanentes;
  • migrantes con visas de trabajo válidas;
  • migrantes Beneficiarios de Unidad Familiar;
  • y los jóvenes beneficiarios de Acción Diferida (DACA), podrán acceder a estos beneficios cuando cumplan la edad requerida.

 

Por otra parte, los estatus migratorios irregulares que pueden recibir su pensión fuera de Estados Unidos deben cumplir con los siguientes requisitos: contar con un SSN válido, contar con los créditos necesarios y no haber sido deportado.

Noticias relacionadas