La sandía y la presión arterial

La hipertensión es un padecimiento que cada vez es más común, por esta razón la nutrióloga y educadora en diabetes en Professional Nutrition Consultants LLC (USA), Kathy Warwick señaló, que la sandía aporta hidratación y nutrientes fundamentales como vitaminas, minerales y antioxidantes, los cuales pueden ayudar a las personas con presión arterial alta.

Un estudio realizado en 2012, encontró que el extracto de sandía redujo la presión arterial en los tobillos de varias personas de mediana edad con obesidad e hipertensión prematura. Los resultados sugirieron que la L-citrulina y la L-arginina, que son dos oxidantes de la sandía, podrían mejorar la función de las arterias.

El licopeno es otro antioxidante que tiene la sandía y tiene  las propiedades de proteger a las personas en contra de las enfermedades cardíacas. También ayuda a reducir el colesterol.

La sandía es una fruta dulce y refrescante baja en calorías que pertenece al grupo Cucurbitaceae, donde el pepino y la calabaza también son parte.

Los fitosteroles, son compuestos vegetales que están presentes en la sandía, que pueden ayudar a controlar las lipoproteínas de baja densidad (LDL) o el colesterol “malo”. Los expertos recomiendan consumir 2 gramos (g) de fitosteroles en la dieta diaria.

Igualmente, la reducción del colesterol LDL puede ayudar a prevenir la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares, pero aún no se confirma si los fitosteroles en dichos padecimientos funcionan con certeza.

Para más beneficios de la sandía, consulta a tu médico y a un especialista en nutrición.

Clikisalud, tu portal de salud de cabecera.

Noticias relacionadas