Climate Power 2020 informó que los vecindarios hispanos afrontan mayor riesgo ante el huracán “Laura”, que ahora es categoría 4.  

Las comunidades afroamericanas, latinas, de bajos ingresos y de primera línea, podrían ver afectadas su salud, reveló la organización. A lo largo de la trayectoria de “Laura”, hay 109 lugares de “superfondo” ubicando a la tormenta como un fenómeno provocado por el cambio climático.

El huracán tocará tierra en Refinery Row and Cancer Alley, dos zonas que aún no se recuperan del huracán “Harvey” y de los estragos del Covid-19.

“Laura” está a unas 175 millas de Lake Charles en Louisiana y se dirige al noroeste a 16 mph, pero se espera que llegue en la noche, según confirma el Centro de Predicción de Tormentas de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés). Baton Rouge, Alexandria, Lake Charles y Lufkin son las zonas más vigiladas.

“Con violentas marejadas, inundaciones masivas y fuertes vientos inesperados, estas comunidades se encuentran nuevamente en peligro de exposición a la contaminación durante el huracán “Laura””, dijo la organización. Además, expresaron que la población hispana y afroamericana han sufrido más los problemas de infraestructura y contaminación debido a “Harvey”.

Este miércoles, el presidente de Estados Unidos tuvo una reunión con Chad Wolf, secretario interino de Seguridad Nacional y otros representantes para coordinar las acciones.

“El huracán “Laura” es muy peligroso y rápidamente se intensifica. Mi Administración está en coordinación total con los administradores de emergencias estatales y locales para continuar preparando y ayudando a las grandes personas de Texas, Louisiana y Arkansas. Escucha a los funcionarios locales. ¡Estamos contigo!”, escribió.