Conoce cómo la ley SB 29 de 2018 de California protege a los migrantes

En enero de 2018, entró en vigor en California la Ley de Dignidad No Detención (Senate Bill 29), que impide que los municipios del Estado Dorado celebren contratos con empresas privadas con el propósito de detener a inmigrantes o modificar los contratos existentes para ampliar la detención de inmigrantes.

Esta ley fue aprobada en octubre de 2017 y entró en vigor el 1 de enero de 2018, revisa el crecimiento de las prisiones privadas para inmigrantes, y aumenta la trasparencia sobre la emisión de permisos a corporaciones a operar prisiones para inmigrantes.

Esta ley fue introducida por los Senadores Estatales Ricardo Lara, Nancy Skinner, y los miembros de la Asamblea Lorena González y Mike Gipson.

La ley prohíbe que “una ciudad, condado, ciudad y condado, o una agencia local de aplicación de la ley que, a partir de esa fecha (1 de enero de 2018), no tenga un contrato con el gobierno federal o cualquier agencia federal o una agencia privada, corporación para detener a los no ciudadanos con el propósito de la custodia civil de inmigración para que no celebren un contrato con esas entidades para alojar o detener en un centro de detención cerrado a los no ciudadanos con el propósito de la custodia civil de inmigración”, explica el resumen del consejero legislativo.

“De acuerdo con su obligación de salvaguardar el trato humano y justo de todas las personas ubicadas en California, es la intención de la Legislatura que este proyecto de ley declare que el estado no tolera sacar provecho del encarcelamiento de los californianos detenidos por inmigración y el deseo del estado de asegurar el trato justo y humano de nuestras poblaciones más vulnerables”, dicta la Sección 1 de la Ley.

La intención es garantizar el trato uniforme a las personas detenidas en los centros de detención de inmigrantes dentro del estado de California, de forma que se superen los estándares federales y nacionales.

Noticias relacionadas