La administración de Biden exime a niños no acompañados de políticas de expulsión de inmigrantes

A través de un comunicado de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el gobierno estadounidense anunció que pondrá fin a la política de expulsión fronteriza de niños no acompañados.

La directora del CDC, Rochelle Walensky, anunció que los niños inmigrantes no acompañados no serán expulsados de Estados Unidos, como lo dictaba la política “Título 42”, con el objetivo de contrarrestar los contagios de COVID-19. Dicha política fue ordenada durante marzo de 2020, tras el comienzo de los contagios masivos de COVID-19 en Estados Unidos.

Bajo la orden título 42 y la pandemia de COVID-19, las autoridades estadounidenses pudieron expulsar del país a las familias de inmigrantes que se encontraban buscando asilo en Estados Unidos. Sin embargo, durante la administración de Biden, los CDC han explicado que la expulsión de menores no acompañados no resuelve problemáticas reales de salud pública.

Foto: Reuters

Tras la disminución de casos de COVID-19 a nivel nacional y el aumento de las tasas de vacunación en los países de origen de los inmigrantes, los CDC, decidieron eximir a los niños migrantes no acompañados de esta política de expulsión.

En el comunicado, explicaron que “la expulsión de niños no ciudadanos no acompañados no está justificada para proteger la salud pública”. En este sentido los CDC y la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, se encargarán de cuidar y proteger a los niños no ciudadanos mientras implementan las nuevas medidas para la mitigación de COVID-19.

De esta forma, las redes de centros de atención brindarán pruebas COVID y vacunas contra estas enfermedades, así como atención médica a los niños inmigrantes.

Noticias relacionadas