Policía de Dallas alerta a la comunidad sobre llamadas fraudulentas contra inmigrantes

El Departamento de Policía de Dallas alerta a la comunidad sobre estafadores que llaman haciéndose pasar por operadores del 911 y preguntando por el estatus migratorio.

Según Gerardo Monreal, detective de la unidad de delitos financieros, la policía fue alertada después de recibir quejas del público. Monreal dijo que el identificador de llamadas en algunos casos muestra que el número que está llamando es el 911, pero en realidad la identificación ha sido alterada.

Con temor en la comunidad por la ley SB4 que entra en vigencia en septiembre, la cual prohíbe las ciudades ‘santuario’, y las dudas sobre el papel de las autoridades bajo esta normativa, Monreal dijo que quieren asegurarle a la comunidad que ellos no pedirán información migratoria.

“El departamento de policía no revisa (situación de) migración”, dijo Monreal.

Aunque Monreal agrega que si alguien llama al 911 y cuelga, van a recibir una llamada para asegurarse de que no se necesita ayuda y un oficial podría visitar el hogar.

“Operadores del 911 no hacen llamadas a la comunidad para obtener información, si un oficial llama se identifica”, dijo Monreal.

El detective agregó que si alguien recibe una llamada de las autoridades y están inseguros de la identidad de la persona que llama, deben comunicase directamente con el Departamento de Policía. También puede llamar a una de siete estaciones de policía en la zona. Monreal dijo que las autoridades nunca van a llamar y demandar dinero o que pague un orden de arresto por teléfono, o datos personales como el Seguro Social.

“Los estafadores pueden venir de cualquier parte del país”, dijo Monreal.

El detective agrega que las redes sociales también pueden ser utilizadas para estafar a personas y recomienda no publicar información personal en lugares como Facebook.

Las autoridades dicen que esto no debe desanimar a la comunidad a reportar el crimen, si no que al contrario deben de seguir informando si algo sucede y tienen la opción de mantenerse en el anonimato.

“El departamento quiere ser proactivo en informar a la comunidad de que no estamos llamando a nadie para cuestionar su situación migratoria,” dijo Monreal. “No le vamos a pedir ningún tipo de ésta información, queremos que alguien en la comunidad hispana que sea víctima siga reportando”.

Fuente: Mundo Hispánico

Noticias relacionadas