¿Qué dice la Ley de Vivienda Justa y cómo protege a los inmigrantes?

Fair Housing Act, o Ley de vivienda Justa, es una ley que protege a la población de sufrir discriminación al rentar o adquirir una vivienda en Estados Unidos.

La ley data de 1968, durante la administración del presidente demócrata Lyndon B. Johnson, al firmar Ley de Los Derechos Civiles. La Ley establece la prohibición de actos de discriminación al vender, rentar o financiar una vivienda, basados en raza, religión, nacionalidad, sexo, discapacidad o estatus familiar.

Actualmente, esta ley cubre la mayor parte de las viviendas. “En circunstancias muy limitadas, la Ley exime a los edificios ocupados por el propietario con no más de cuatro unidades, las casas unifamiliares vendidas o alquiladas por el propietario sin el uso de un agente y las viviendas operadas por organizaciones religiosas y clubes privados que limitan la ocupación a los miembros”, según explica el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos.

¿Qué prohíbe la ley? Ley de vivienda Justa, considera ilegal la discriminación relacionada a los motivos antes mencionados (por motivos de raza, color, religión, sexo, discapacidad, estado familiar u origen nacional) al rentar o vender una vivienda, en situaciones como las siguientes: 

  • Negarse a alquilar o vender una vivienda
  • Negarse a negociar una vivienda
  • Establecer diferentes términos, condiciones o privilegios para la venta o alquiler de una vivienda
  • Proporcionar a una persona diferentes servicios o instalaciones de vivienda
  • Negar falsamente que la vivienda esté disponible para inspección, venta o alquiler
  • Hacer, imprimir o publicar cualquier aviso, declaración o publicidad con respecto a la venta o alquiler de una vivienda que indique alguna preferencia, limitación o discriminación
  • Imponer diferentes precios de venta o cargos de alquiler por la venta o alquiler de una vivienda
  • Utilice diferentes criterios de calificación o aplicaciones, o estándares o procedimientos de venta o alquiler, como estándares de ingresos, requisitos de solicitud, tarifas de solicitud, análisis de crédito, procedimientos de aprobación de venta o alquiler u otros requisitos
  • Desalojar a un inquilino o al huésped de un inquilino, entre otros.

La Ley también protege a la población de discriminación al solicitar un crédito hipotecario, por ejemplo, negarse a brindar información sobre préstamos hipotecarios, condicionarlos o no proporcionar la asistencia requerida por alguno de los motivos de discriminación antes mencionados.

Conoce más en el siguiente enlace:

https://www.hud.gov/program_offices/fair_housing_equal_opp/fair_housing_act_overview

Noticias relacionadas