Kamala Harris fungirá como encargada de la gestión de la crisis migratoria en la frontera de México.

La vicepresidenta Kamala Harris ha sido designada para atender la crisis migratoria que enfrenta el gobierno de Biden. Se acordó liderar el esfuerzo diplomático, trabajar con las naciones y aceptar a los repatriados, y mejorar la aplicación de la ley migratoria en la frontera.

En la actualidad, la administración de Biden enfrenta el reto de albergar a un numero creciente de menores migrantes que viajan sin acompañante y han saturado los centros de detención en la frontera. Es por eso que en un acuerdo mutuo el presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris decidieron que Harris será quien lidere los esfuerzos para atender y mejorar la aplicación de la ley migratoria en la frontera. Lo anterior debe entenderse como apoyo a que las leyes que protegen a los migrantes sean sancionadas y se cumplan debidamente.

Harris trabajará con México y los países del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) ante una situación desafiante, una estrategia con dichos países para disminuir y poder controlar la situación migratoria.

El número de migrantes que han intentado cruzar la frontera entre México y EEUU ha ido aumentando en los últimos años, solamente el mes pasado se contabilizaron 100,441 personas sin documentos, una de las cifras más altas en los últimos dos años.  En febrero del presente, se tuvo un crecimiento del 28% con respecto al mes anterior, y en marzo la cifra es aun más alta con 4,000 detenciones diarias, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

El presidente Biden confía en que Harris, como ex fiscal general de California, es la persona “más cualificada” para llevar dicha situación, con los complejos desafíos políticos, logísticos y diplomáticos que presenta este tema de inmigración.

Noticias relacionadas