Grandes empresas de tecnología piden al gobierno de Biden facilitar los procesos para los dreamers

Algunas de las compañías tecnológicas más importantes de Estados Unidos, se encuentran liderando un esfuerzo para pedir al gobierno de Joe Biden que aceleren los procesos de solicitudes de permisos de residencia en Estados Unidos.

Los retrasos en los trámites de solicitudes ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), preocupan a las grandes empresas tecnológicas, ya que podrían llegar a afectar a sus empleados extranjeros y sus familias. Los hijos adultos de trabajadores inmigrantes altamente calificados pueden están en peligro de deportación debido a que su permiso de residencia expira al cumplir 21 años.

Los hijos menores de edad de los trabajadores inmigrantes cuentan con un permiso de residencia hasta que cumplen la mayoría de edad. Al cumplir 21 años el permiso expira y los retrasos en USCIS para ajustar su estatus migratorio o solicitar una visa puede ocasionar más problemas. Por ello, gigantes tecnológicos como Google, Amazon, IBM, Uber y Twitter, han establecido comunicación con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), donde exigen extender los beneficios de inmigración a los hijos adultos de trabajadores inmigrantes como el permiso de residencia y la autorización para trabajar.

“Los hijos de muchos trabajadores no inmigrantes de larga duración se enfrentan a tremendos obstáculos para permanecer unidos a sus familias en EE.UU. debido a los crecientes retrasos en la tramitación de visados de inmigrantes y a las arcaicas normas que los castigan por el mero hecho de crecer”, explican las compañías en una carta dirigida al DHS.

Actualmente cerca de 200 mil menores dependen del estatus migratorio de sus padres para seguir viviendo en Estados Unidos. Dicha situación es similar a la de Acción Diferida (DACA) y los Dreamers, ya que son personas que no llegaron al país por decisión propia, llegaron siendo menores de edad y en muchos casos han vivido en Estados Unidos la mayor parte de su vida.  Este es un caso de documented dreamers o dreamers documentados, inmigrantes que ingresaron legalmente a Estados Unidos, pero están en riesgo de perder sus beneficios migratorios.

En este sentido, al cumplir la mayoría de edad los Dreamers hijos de trabajadores extranjeros ingresan al sistema de inmigración como adultos o se ven orillados a tomar la decisión de abandonar el país. “Aquellos que se ven obligados a irse son una pérdida para las comunidades y la fuerza laboral de Estados Unidos”, explican las compañías.

Un portavoz del DHS dijo que Mayorkas apoya “la legislación bipartidista que ofrece una vía permanente a la ciudadanía para los Dreamers documentados. El DHS está trabajando para maximizar el número de permisos de residencia basados en el empleo que se emitirán en el año fiscal 22 para garantizar que los Dreamers documentados puedan obtener la residencia en Estados Unidos antes de cumplir 21 años. El DHS continúa revisando todas las políticas, procedimientos y reglamentos relacionados con la inmigración para proteger a los más vulnerables, aumentar el acceso a los beneficios de inmigración elegibles y romper las barreras en el sistema de inmigración”.

Las compañías consideran que atender esta problemática es clave para enfrentar la escasez generalizada de mano de obra en Estados Unidos, ya que las vacantes para puestos altamente calificados suelen ser cubiertas por trabajadores extranjeros. Por esto las compañías instan al DHS a brindar la seguridad a los trabajadores inmigrantes, que sus hijos podrán mantener sus beneficios migratorios aún después de cumplir 21 años.

Noticias relacionadas