Coalición de Derechos Humanos de los Inmigrantes se pronuncia a favor de legislación que brindaría residencia a inmigrantes

La Coalición de Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), anunció el lanzamiento de su nueva campaña “Abramos las Puertas a la Residencia Permanente a través del Registro”.

Esta nueva campaña busca presionar al poder legislativo para promover una ley que busca brindar un camino a la residencia a alrededor de 8 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos sin documentos. El lanzamiento sucedió frente a las oficinas de la congresista Norma Torres de California, que forma parte de los seis congresistas que propusieron la medida HR 8433, Renovando las provisiones de migración del Acta de Migración de 1929.

La medida impulsada por los congresistas y promovida también por CHIRLA actualizaría el proceso de ajuste del estatus migratorio, específicamente en el acta de Nacionalidad y Migración (INA). Esta medida no se trata de una reforma, como explica Angélica Salas, líder de CHIRLA, es una enmienda a leyes ya existentes.

La propuesta es una enmienda de menos de una página que tiene como objetivo brindar alivio a los millones de indocumentados que viven en Estados Unidos con temor de ser deportados. “No es una reforma migratoria, sino lo que estamos proponiendo es hacer cambios a un pedacito de la ley de migración que ya existe”, explicó Salas.

La enmienda incluye actualizar los el registro que permiten la regularización de los inmigrantes. Actualmente, la ley explica que quienes llevan siete años en el país hasta antes de 1972 podrían acceder a la residencia. Lo que proponen los congresistas es cambiar ese año hasta 2015.

Esta enmienda requiere al menos 60 votos, incluyendo votos de ambas fuerzas políticas en el congreso. “Confiamos en tener votos republicanos porque algunos de ellos están apoyando a los trabajadores agrícolas para que arregle su estatus migratorio”, explicó Salas argumentando que esto forma parte de las tareas que ha desempeñado CHIRLA y otras organizaciones a favor de los inmigrantes.

Existen precedentes positivos, ya que la fecha límite de elegibilidad ha sido modificada en diversas ocasiones desde 1929. “Sabemos que no va a ser fácil ganar esta lucha, pero si todos ponemos nuestro granito de arena, podemos ganar, porque es algo justo, cambiar la ley para que 8 millones de personas sean beneficiadas”, concluyó Salas.

Esta enmienda no solo beneficiaría a inmigrantes indocumentados, sino también a beneficiarios de Estatus de Protección Temporal.

Noticias relacionadas