5 tips para que no te caiga pesada la cena de Acción de Gracias

En estos tiempos complicados en los que no podemos estar con la familia, celebrar Acción de Gracias como siempre no podrá suceder, pero lo que no cambiará será la comida, ya que siempre estará ahí para reconfortarnos.

Aunque a veces abusamos de esta y aparece el empacho y la indigestión, haciendo que esta bella celebración no termine nada bien.

Para que eso no ocurra te damos estos 5 tips para que no te caiga pesada la cena de Acción de Gracias:

  1. No comas antes de la cena: es muy común que mientras cocinamos o ponemos la mesa, probemos la comida, o por andar en las prisas tomemos un tentempié, pero esto no es bueno, ya que por tanta comida no dejamos que nuestro cuerpo haga la digestión, razón por la cual nos sentimos llenos incluso antes de empezar la cenar o con poca comida, por lo que abstente de “picarla” y cena con los demás.
  2. No comas rápido: si eres la persona encargada de servir la cena, es normal que te atragantes la comida para que te dé tiempo de cenar o para que tu familia no tenga que esperar, pero te puede ocasionar una sensación de pesadez. Mastica la comida lentamente y come sin prisas.
  3. Toma agua: hazlo durante la cena, ya que esto ayuda mucho a la digestión, y no te limites por las veces en las que tengas que parar a servirte un vaso, ya que te va a ser de mucha ayuda.
  4. No te vayas a descansar inmediatamente: para muchos, es muy común tomar una siesta después de cenar, o hasta irse a dormir una vez acabada la cena, pero esto puede darte reflujo. Espera por lo menos 3 horas antes de irte a la cama, ya que de acuerdo a diversos estudios, la cena de Acción de Gracias tarda 12 horas en digerirse, así que tómalo en cuenta.
  5. Bebe té verde: también es excelente para hacer la digestión. Tómalo durante la cena o después para que no te sientas pesado.

 

Vía: Mamás Latinas

Noticias relacionadas