10 cuidados que debes tener en casa si tu bebé ya gatea

Cuando los bebés comienzan a gatear, es una etapa muy bella porque empiezan a descubrir el mundo, rincón por rincón de la casa. Y aunque siempre estés pendiente de tu hijo, en algún momento puedes perderlo de vista, por lo que es importante que tenga las medidas de seguridad adecuadas.

De acuerdo con diversos expertos, lo primero que debes hacer es gatear por todo tu hogar para identificar todos los objetos o fuentes que puedan ser peligrosos para él.

En esta nota te contamos sobre estos 10 cuidados que debes tener en casa si tu bebé ya gatea:

  1. Coloca cierres de seguridad en cajones, puertas y clósets: por accidente, con sus manos pueden intentar abrirlos o empujarlos.
  2. Aleja los medicamentos y productos de limpieza de su alcance: pueden intentar ingerirlos, por lo que debes ponerlos en un lugar muy alto o de preferencia guardarlos en un lugar seguro.
  3. Instala protectores en las esquinas de los muebles: al estar explorando a su alrededor, están distraídos y no ven por dónde andan, por lo que pueden pegarse en la cabeza.
  4. Aparta lámparas y bolsas de plástico que estén a su paso: ambos objetos pueden acabar en su cabecita, ya sea que se caiga la lámpara al jalar el cable o que jugueteen con la bolsa, por lo que hay que desaparecerlas por completo.
  5. Cuídalo de la calefacción: y más en temporada de frío. Lo ideal es instalarle una protección al tacto y, si se puede, esconderlo.
  6. Pon una tapa protectora en los tomacorrientes: es de las cosas que más les llama la atención, y sus deditos caben en ellos perfectamente.
  7. Procura poner objetos de vidrio o bebidas calientes del borde de la mesa: tu bebé puede chocar accidentalmente con la mesa y estos pueden caerle encima.
  8. Coloca puertas de seguridad en las escaleras: si tu casa es de dos o más plantas, de esta forma no podrán acceder a los pisos de arriba. Las puertas deben tener un cierre para que no las empujen.
  9. Cierra la tapa del baño: hay unos seguros especiales para que los bebés no abran el inodoro, aunque lo mejor, es dejar la puerta del baño cerrada todo el tiempo.
  10. No permitas que gatee por debajo de la cama: al ser un espacio reducido, puede causarle curiosidad y terminará en un lugar donde hay polvo, suciedad entre otras cosas que pueden causarle daño.

Vía: estar mejor

Noticias relacionadas