Programas estatales de asistencia alimentaria para inmigrantes

Salvo casos específicos, los inmigrantes no son elegibles para obtener beneficios federales como asistencia alimentaria, sin embargo, si pueden acceder programas a nivel estatal.

Existen diversos estados que permiten que inmigrantes legales sean beneficiarios de programas de asistencia alimentaria. Por ejemplo, California, Connecticut, Illinois, Maine, Minnesota y Washington. Estos estados, cuentan con programas que realizan tareas similares a programas federales como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP).

Cada estado cuenta con sus propios programas de asistencia, así como con sus propios requisitos de elegibilidad con respecto a inmigrantes autorizados. Por ejemplo, el estado de Washington, cuenta con el programa de asistencia alimentaria para inmigrantes legales (FAP), el cual provee asistencia a inmigrantes que no son elegibles a programas federales como SNAP por su estatus de extranjeros.

En este caso, FAP considera dos tipos de inmigrantes elegibles: Qualified aliens, quienes no cumplen con los requerimientos de edad de SNAP, y pueden ser beneficiarios hasta por 5 años de FAP, hasta que cumplan la edad requerida para el programa federal. Por otra parte, los Nonqualified aliens, son inmigrantes que no son elegibles para SNAP ni otros programas federales a menos que realicen un ajuste de estatus migratorio.

En este sentido, en estados como Connecticut, también aplican reglas similares, ya que brindan oportunidad a inmigrantes legales a acceder a programas alimenticios ya que no pueden recibir beneficios federales.

Asimismo, en estados como Minnesota, los únicos inmigrantes que tienen acceso a sus programas estatales son aquellos mayores de 50 años.

Por otra parte, los inmigrantes indocumentados, no son elegibles para beneficios federales ni estatales. Sin embargo, en California, legisladores estatales han propuesto abrir los programas estatales de cupones de alimentos a inmigrantes sin importar su estatus. Estos programas atienden a cerca de 35 mil inmigrantes legales que no pueden ser beneficiarios de programas federales.

En este sentido, los legisladores proponen que, a partir de 2023, se logre dicha expansión que costaría alrededor de $550 millones anualmente. Sin embargo, la administración del gobernador Gavin Newsom, redujo la propuesta solo a un proyecto de dos años y $30 millones para brindar alimentos a inmigrantes indocumentados que completen sus solicitudes de ser beneficiarios del programa.

Noticias relacionadas