El Senado de California aprobó esta semana un proyecto de ley presentado por el senador Scott Wiener (D-San Francisco) y la asambleísta Lorena González Fletcher (D-San Diego), para proteger a los inmigrantes en los tribunales e impedir que se revele su estatus migratorio durante los procedimientos judiciales, a menos que sea relevante al caso.

El proyecto de ley SB 785 es patrocinado por el fiscal del distrito de San Francisco, George Gascón, y fue coredactado por el asambleísta David Chiu (D-San Francisco).

Hablando en el piso del Senado antes de la aprobación, el senador Wiener y otros citaron la yuxtaposición del perdón del presidente al Sheriff Joe Arpaio, quien fue condenado por dirigir ilegalmente acciones contra inmigrantes, y la aprobación de esta medida, como una demostración de los valores de California.

“El viernes, el Presidente envió una ola contra la comunidad de inmigrantes y de este país, perdonando a un criminal convicto que discriminó ilegalmente y encarceló a la gente basándose únicamente en sospechas sobre su estatus migratorio”, dijo la senadora Wiener. “Hoy el Senado de California envió un mensaje a nuestros vecinos inmigrantes que a diferencia del actual presidente, estamos con ustedes trabajando para mantener nuestras comunidades seguras. Hacer que los inmigrantes estén temerosos de que testificar ante un tribunal pueda hacerlos sujetos a deportación, así no es como aseguramos la justicia y la seguridad pública.

En este estado, tu estatus migratorio no te convertirá en blanco para la deportación cuando seas víctima de un crimen o testigo de uno. Los tribunales de California son casas de justicia, no centros de detención donde los agentes de ICE pueden arrestar a inmigrantes respetuosos de la ley. Este proyecto de ley pone en primer lugar la seguridad pública, sin importar el estatus migratorio, que es como vamos a mantener nuestras comunidades seguras ” agregó Wiener.

La SB 785 requiere que cualquier discusión o cuestionamiento sobre el estatus migratorio de cualquier testigo, víctima o acusado sea considerado por un juez como relevante y admisible. Ésta determinación judicial preliminar impedirá la divulgación del estatus migratorio, lo que puede disuadir y frenar a los testigos de venir a declarar en los casos, tanto criminales como civiles. Para establecer la admisibilidad, un abogado debe persuadir a un juez en una audiencia privada, a puerta cerrada, antes de plantear la cuestión en audiencia pública. El juez entonces determinará si permite que se haga la pregunta.

“Con el clima de temor en la comunidad de inmigrantes, arrojar pruebas inadmisibles al jurado sobre el estatus migratorio es una táctica que disuade el testimonio”, dijo el fiscal George Gascón. “Ésa es la razón por la que esta medida es tan importante, que mantendrá las puertas de las salas de audiencias de California abiertas para todos y garantizará la justa administración de la justicia. Felicito al senador Wiener por trabajar para proteger a los más vulnerables entre nosotros, para que puedan seguir cooperando con las autoridades sin temor a las consecuencias de la inmigración”.

La SB 785 fue aprobada por el Senado por un voto de 32-7. Esta ley enmienda una parte del Código de Evidencia que fue establecido por los votantes en 1982, por lo que enmendarlo requiere un voto de 2/3 por la legislatura. La SB 785 también incluye un estatuto de urgencia, que lo hará vigente en cuanto el gobernador firme la legislación. Previamente fue aprobada por el Comité Judicial del Senado y el Comité de Seguridad Pública del Senado. Ahora pasa a la consideración de la Asamblea.

Este proyecto de ley es apoyado por la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes, los Californianos por la Seguridad y la Justicia, PICO California, el Departamento de Estado de la Mujer de San Francisco, la Sociedad de Igualdad de Justicia, el Consorcio de Violencia Doméstica de San Francisco, el Centro de Justicia Tahirih, el Proyecto de Organización Comunitaria Mixteco/Indígena y la YWCA – Glendale.

Fuente: La Raza