La gastritis la padecen más del 80% de los mexicanos, según del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Es una enfermedad inflamatoria de la mucosa del estómago, la cubierta interna que lo protege de los factores que pueden dañarlo. Existen dos tipos de gastritis: aguda o crónica, esto depende de cómo vaya avanzando y que síntomas se vayan presentando.

La aguda puede durar días o meses y la crónica se puede extender por años.

Hay muchas personas que son asintomáticos, las reacciones más comunes a este padecimiento es: falta de apetito, náuseas, vómitos y ardor en la parte superior del vientre o el abdomen.

Otras afecciones de la gastritis es el sangrado del revestimiento del estómago, también pueden presentarse heces negras y de muy mal olor o vómitos de sangre.

Ante cualquiera de estas molestias, se tiene que acudir al médico, para que se realice un diagnóstico justo y un tratamiento adecuado.

Para poder identificar el problema y la raíz, se pueden hacer las siguientes pruebas:

      • Una prueba de sangre completa
      • Una endoscopia
      • Y un examen coprológico.

Pero para poder un dictamen final, se tiene que realizar un estudio histopatológico del tejido o la mucosa gástrica.

El tratamiento para la gastritis va de acuerdo con que la origino, por lo que es fundamental acudir con el médico.

Entra a nuestra tarjeta de Salud de Acceso Latino y a la página de Clikisalud para mayor información.