La “nueva normalidad”, confinamiento, encierro, pandemia, todo esto puede traer pensamientos negativos que se pueden traducir en pesadillas y afectar el sueño y las actividades diarias.

El aislamiento ha traído consigo todo tipo de trastornos, muchas personas han vivido de cerca la ansiedad y depresión, provocando afectaciones en la calidad del sueño y en las emociones.

De acuerdo con el director del Instituto Mexicano del Sueño (IMMIS), Reyes Haro Valencia, este tipo de preocupaciones han dañado la capacidad de descanso, mismas que a la hora de ir a la cama a dormir, provocan que los sueños se conviertan en pesadillas de ansiedad o estrés.

“Soñar que enfermas de COVID-19, que te encuentras en una sala de un hospital con personas que han perdido la vida o que algún cercano muera de coronavirus, son muchas de las situaciones que la mayoría de población sufre por los altos niveles de estrés y angustia, que ha provocado la pandemia”, explicó el director.

Las pesadillas las define Reyes Haro de la siguiente forma: Son un trastorno del sueño del grupo de las parasomnias (trastorno de la conducta durante el sueño asociado con episodios breves o parciales de despertar) las cuales usualmente aparecen en la cuarta fase del dormir (etapa del sueño profundo) y se les conoce como sueño de movimientos oculares rápidos.

Estas son las etapas del sueño:

  • Fase I o etapa de adormecimiento.
  • Fase II o etapa de sueño ligero.
  • Fase III o etapa de transición.
  • Fase IV, etapa de sueño profundo o de sueño Delta.
  • Fase de sueño REM (rapid eye movement) o etapa de sueño paradójico.

Cuando no tenemos un sueño reparador estas son las consecuencias:

  • Angustia o temor porque su sueño pareció ser real.
  • Problemas de concentración durante el día.
  • Dificultad para conciliar el sueño una vez que se haya perdido.
  • Cambios respiración y ritmo cardíaco, así como sudoración y agitación.

“Los seres humanos promedio tienen una pesadilla al mes, si aumentan el número de malos sueños deberá tratarse para no complicarse”, subrayó.

Para evitar esto, recomendamos lo siguiente:

  • Establece horarios programados de sueño.
  • Realiza ejercicio durante el día para que tu cuerpo y mente se cansen.
  • Práctica yoga y meditación.

En tiempo de coronavirus clikisalud.net te informa.