Ya tenemos mucho de qué preocuparnos con el coronavirus, por lo que no necesitamos otra enfermedad que nos quite el sueño y tengamos que atender.

El colesterol es uno de los males que más aqueja al mexicano. Puede estar relacionado con la genética, pero también es causado por un estilo de vida poco saludable. Comer mucha grasa, no hacer ejercicio, fumar y consumir alcohol en exceso, son algunas de las causas.

Una forma de reducir el colesterol malo de la sangre es cambiando el estilo de vida, es decir, comer saludable, tener actividad física constante, mantener un peso adecuado, entre otras.

La Clínica Mayo nos deja las siguientes recomendaciones:

  • Consumir alimentos bajos en sal.
  • Beber poco alcohol.
  • Comer más frutas, verduras y cereales integrales.
  • La grasa animal limitarla y la grasa buena comerla de vez en cuando.
  • Mantener un buen peso.
  • No fumar.
  • Hacer 30 minutos de ejercicio diario.
  • Controlar el estrés.

Lo primero que hay que hacer es visitar a un nutriólogo para que te evalúe y dé un tratamiento adecuado al peso, a la edad, condición física, presupuesto, etc.

Los expertos recomiendan aumentar el consumo de fibra soluble, ya que estos alimentos ayudan a evitar que el tracto digestivo absorba el colesterol.  Algunos de estos alimentos son: cereales de grano entero, frutas, legumbres y semillas como las lentejas y los garbanzos.

Si tienes más dudas, consulta a un especialista en nutrición.

Infórmate de este y otros temas en clikisalud.net