En la legislatura de California está en proceso un proyecto para darle cobertura de salud a las personas mayores de 65 años que son indocumentadas.

Esta semana, el subcomité presupuestal en salud y servicios humanos del Senado aprobó que todos los adultos mayores que vivan en la pobreza, sin importar su estatus migratorio, puedan tener acceso a una cobertura amplia de Medi-Cal. Esto incluiría el cuidado preventivo y las visitas regulares al doctor.

Actualmente, las personas de la tercera edad que no cuentan con papeles, sólo pueden tener acceso a un Medi-Cal de emergencia.

“Hacerse viejo sin la seguridad de un plan amplio de salud es inimaginable para la mayoría de los californianos pero es la realidad de decenas de miles de nuestros ancianos”, dijo el senador demócrata de Bell Gardens, Ricardo Lara, autor de la medida Health4All Elders (en español Salud para Todos los Adultos Mayores).

Esta iniciativa de aprobada, quedaría incluida en el presupuesto 2018-19 que entra en vigor el 1 de julio.

El proyecto propone aumentar el financiamiento de Medi-Cal para cubrir a los adultos mayores por 75 millones de dólares en el presupuesto de 2018-19, y después de esa fecha, 150 millones de dólares cada año.

“Health4All Elders invierte en los adultos mayores de California que han vivido aquí décadas, han más que pagado su parte de impuestos, y merecen dignidad a su edad”, explicó Lara.

Normalmente los inmigrantes mayores indocumentados reciben sólo cuidados de emergencia, lo que cuesta tres veces o más al estado, y a muchos los pone al borde de la bancarrota.

Para calificar a Medi-Cal, una familia de cuatro debe ganar 33,000 dólares al año.

Todos los migrantes que viven en Estados Unidos o que están de regreso en México, encontrarán en Acceso Latino nuestra herramienta de “Salud” donde podrán encontrar el apoyo que necesitan, sin importar su estatus legal.