El senador Marco Rubio, republicano de Florida, presentó el pasado jueves una reforma que ayudará a los ciudadanos estadounidenses casados con una persona sin papeles y a los hijos menores de parejas donde uno de los padres es ciudadano y el otro indocumentado, a recibir el cheque de $1,200 dólares que la Lay Cares repartió a los ciudadanos como apoyo ante la pandemia.

La Ley de Alivio del Coronavirus para Ciudadanos Estadounidenses, que presentó el senador de Carolina del Norte Thom Tillis, corregiría a la Ley Cares, esto para que las familias con estatus migratorio mixto puedan recibir el cheque por parte del gobierno federal.

Lo que se propuso fue eliminar el requisito de que ambos padres tengan número de seguridad social (SSN, por sus siglas en inglés). Actualmente solo se le brinda la ayuda financiera al integrante que si tiene SSN.

Con esta reforma, este tipo de familia también recibirá los $500 dólares adicionales por cada menor dependiente que sea ciudadano y que tenga al menos un progenitor que también lo sea.

 “A ningún norteamericano se le debe dejar fuera de los apoyos del gobierno porque está casado con una persona no nacida en USA, que no es ciudadana”, dijo Rubio a Newsweek. “En medio de una epidemia mundial debemos asegurarnos de que todos los estadounidenses estén siendo apoyados mediante los fondos federales y que cada familia pueda salir avante de la emergencia sanitaria”, añadió.

Marco Rubio supo de esta situación el mes pasado cuando Telemundo le estaba efectuando una entrevista. 

El republicano hispano dejó claro que la ley no se hizo para dejar afuera a los ciudadanos americanos de la ayuda del gobierno, significando esto que no importa con quien estén casados.

Aún falta la ayuda para los padres indocumentados y sin seguro social, es una lucha que activistas, organizaciones civiles y políticos siguen apoyando.

Fuente: La Opinión