Los indocumentados que viven Nueva York celebraron el pasado viernes 8 de noviembre de 2019, la decisión de una jueza federal de desestimar una demanda que pretendía imposibilitar a los inmigrantes no legales de obtener licencias de conducir en la Gran Manzana.

Gracias a este fallo a favor de los inmigrantes, el próximo 14 de diciembre de 2019, Nueva York podrá seguir adelante con sus planes de aceptar solicitudes para emitir licencias de conducir a indocumentados, como ya lo hacen 13 estados de la Unión Americana.

La jueza Elizabeth Wolford, del tribunal federal en la ciudad de Rochester, señaló en su escrito de 32 páginas, que el secretario del condado de Erie, Michael Kearns, no tiene la autoridad legal para demandar porque no demostró que dicha medida de otorgar permisos de conducir le sea perjudicial.

En julio de 2019, Kearns presentó la demanda en contra del gobernador Andrew Cuomo, el argumento que dio el senador fue que obligaría a empleados del condado a violar las leyes federales de inmigración y a ocultar información a las autoridades migratorias.

“La ley tiene como fin hacer nuestras carreteras más seguras y una economía más floreciente, también permitirá a los inmigrantes a salir de la obscuridad y tener una identificación, así como ser conductores legales en nuestro Estado”, indicó en un comunicado la Fiscal General Letitia James.

Asimismo, Javier H. Valdés, codirector ejecutivo de la organización proinmigrante “Se Hace Camino”, indicó que están contentos con la negativa de la demanda, que calificó de “frívola” y que no respetaba los derechos humanos de los inmigrantes.

Afirmó que esta medida ayudará a todos los neoyorquinos e impulsará la economía, mejorará la seguridad vial y mantendrá a las familias unidas.

Fuente: Univision