Este fin de semana regresaron a Estados Unidos más de 50 mil paisanos que visitaron a sus familiares durante las vacaciones de verano.

Muchos de ellos fueron atendidos a través de 38 módulos del programa Bienvenido Paisano, que instrumenta el Instituto Nacional de Migración (INM), delegación Hidalgo.

El delegado del INM, expresó que durante tres temporadas al año se realiza este tipo de acciones para atender a los migrantes que vienen desde el país del norte.

En Semana Santa, en vacaciones de verano y en la temporada diciembre-enero, se instalan los módulos en coordinación con otras autoridades estatales y municipales.

Comentó que han disminuido notablemente los abusos de autoridad en contra de los paisanos que vienen de visita.

Anteriormente era muy socorrido el hecho de que los policías federales, estatales o municipales intentaran pedirles dinero a los paisanos, en el supuesto de que viajan de contrabando.

A los visitantes se les distribuyen folletos donde se les explica que pueden pasar al país sin pagar aranceles una determinada cantidad de productos o artículos que se precisan a detalle.

Con esta información ninguna autoridad tiene pretexto para decir que puede decomisar la mercancía o aplicar una multa.

Comentó que la mayoría de los paisanos tienen buenos comentarios respecto a las atenciones que se les brindan en los módulos donde pueden incluso descansar bajo la vigilancia de la Policía y el auxilio de ambulancia.

Explicó que será hasta diciembre cuando se vuelva a instrumentar el operativo Bienvenido Paisano a fin de atender a los visitantes. Durante esta temporada, se rebasaron las expectativas y pasaron por los módulos de atención más 50 mil connacionales oriundos de Hidalgo.

Se puede decir, añadió Jorge Islas Fuentes, que el saldo fue blanco durante esta temporada.

Fuente: El Sol