Las mascotas son parte de la familia para millones de personas, el cariño y el amor que se les brinda es real y honesto, por tal motivo que se enfermen de COVID-19 sería un problema.

La pandemia del coronavirus también ha afectado a las mascotas. De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), el contagio persona-mascota es una realidad.

Una investigación realizada por dicho instituto encontró que los gatos y los hurones son más susceptibles a contraer el virus, pero que en menor los perros también pueden infectarse.

Ante ello, aquí te decimos cómo minimizar el riesgo de que tu mascota se contagie:

  • Evita que tus mascotas convivan con personas o animales que no vivan en tu casa.
  • Si tienes gastos mantenlos dentro de casa para evitar que interactúen con otras mascotas y personas.
  • Cuando saques a pasear a tus perros hazlo con correa y manteniendo la sana distancia
  • No asistas a parques para perros o públicos donde se congregan una cantidad importante de perros y personas.

Si desafortunadamente enfermas de COVID-19, no convivas con tus mascotas ni con personas. Todo contacto está prohibido.  No compartas ropa de cama con tu mascota hasta que te encuentres saludable y libre de virus.

Pídele a un familiar o amigo que te ayude a cuidar a tu mascota mientras te recuperas. Si no hay quien te ayude, lávate las manos antes y después de estar con tu mascota, usa cubrebocas y máscara facial.

Investigaciones han revelado que es poco probable que las mascotas puedan transmitir el coronavirus a humanos. No obstante pueden causar otras enfermedades como e.coli y salmonella.

Lavarse las manos puede ser la diferencia para evitar contagios de personas y mascotas.

Clikisalud, tu portal de salud de cabecera.