Llevar una alimentación saludable durante y después del embarazo es fundamental. Conseguir mediante comida saludable los nutrientes permite que la mamá y el bebé tenga fuerza y un sano desarrollo.

Bajo estos términos, la fibra debe formar parte de la dieta de las mujeres embarazadas, un estudio reciente lo dictaminó.

¿Por qué la fibra es buena? Además de los beneficios a la salud que son del conocimiento de muchos, se halló que incluirla en los alimentos diarios durante el embarazo puede ayudar a reducir el riesgo de preeclampsia.

La preeclampsia es un padecimiento común en el embarazo, la cual ocurre hasta en un 10% de los embarazos. Se caracteriza por presión arterial alta, presencia de proteína en la orina y una inflamación grave.

Esta complicación también afecta al bebé y podría aumentar el riesgo de que el niño desarrolle alergias y enfermedades en el futuro.

El estudio, publicado en la edición online de la revista Nature Communications, encontró que la fibra, puede ayudar a reducir el riesgo de preeclampsia de una mujer embarazada. Esto se debe, en gran parte, a los efectos que tiene en la flora intestinal.

“Las bacterias intestinales y la dieta de la madre parecen ser esenciales para fomentar un embarazo sano”, indicó Ralph Nanan, autor sénior del estudio e investigador de la Universidad de Sídney, en Australia.

La recomendación es simple: “comer alimentos reales, sobre todo de origen vegetal, y no demasiado” podría ser la estrategia más efectiva para prevenir la preeclampsia, destacó el experto.

No olvides visitar la tarjeta de Salud de Acceso Latino y Clikisalud para mayor información y ayuda sobre temas de energía, dieta y enfermedades.