Protestas, racismo, pandemia, deportaciones, crisis económica, DACA en el filo de la extinción, y constantes ataques a indocumentados, así es la realidad que vive Estados Unidos, sin embargo, hay quienes día a día luchan para erradicar todos estos males.

Ante la crisis económica, existen organizaciones, institutos y algunos gobiernos locales que están apoyando a la comunidad inmigrante.

Activistas a diario buscan que se respeten los derechos de los inmigrantes, personas de color o diferentes etnias, así como las personas de bajos recursos. La semana pasada el Consejo Municipal de la Ciudad de Nueva York, decretó bajo una ley que, el término “inmigrante legal” queda prohibido usarse en las agencias gubernamentales de la Gran Manzana, para referirse a un no nacido en la Unión Americana, sin papeles.

Expresiones como “alien”, “illegal alien” o “ilegal immigrant” (extranjero, extranjero ilegal o inmigrante ilegal), que se usan para llamar a los inmigrantes indocumentados, quedan estrictamente prohibidas.

La reforma fue explicada a finales del 2019, por el concejal demócrata Francisco Moya, después de pasar por un proceso de audiencias, donde fue sujeta a votación por el pleno del Consejo. 46 votos a favor y 4 en contra.

La propuesta de ley fue creada por el Comité de Inmigración del Consejo Municipal y fue apoyada por los ediles: Farah N. Louis, Daniel Dromm, Ben Kallos, Helen K. Rosenthal, Costa G. Constantinides, Keith Powers y Carlina Rivera.

“Inmigrante ilegal” y “extranjero” no tienen espacio en los documentos o en el discurso social de nuestra ciudad. Estos términos no reflejan lo que somos como comunidad y son palabras arcaicas que se utilizan para restarles valor a las personas, es momento de borrarlos, expresó el concejal Moya, después de la aprobación.

De acuerdo con los documentos del Comité de Inmigración: La ley No: 1836-A, sustituye el término “extranjero” con “no ciudadano” siempre y cuando se haga referencia a personas no nacidas bajo los Estatutos de la Ciudad y el Código Administrativo.

Asimismo, prohíbe a la Ciudad expresar las palabras: “extranjero”, “extranjero ilegal” o “inmigrante ilegal” en cualquiera de sus leyes, documentos o materiales, y solo se podrán usar en una ley o programa federal.

El presidente del Consejo, Corey Johnson concordó con las expresiones de Moya recalcando que, “ningún ser humano es ilegal”.

Esta ley reafirma a Nueva York como ciudad santuario. Estas ciudades se denominan así, porque defienden de forma voluntaria a la comunidad inmigrante; la Gran Manzana es la primera ciudad de USA en eliminar los términos “inmigrante ilegal”.

Como estado, el año pasado, Nueva York vetó el adjetivo calificativo de “ilegal alien” en un intento de erradicar la discriminación migratoria. Actualmente, los estados de California y Colorado, cuenta con leyes similares.

Nueva York, Chicago, cuatro ciudades de California y dos ciudades de Nueva Jersey, están en el top 10 de mejores ciudades para los inmigrantes en la Unión Americana, esta lista la hizo la New American Economy (NAE), una organización de análisis, estudio y lucha por la integridad social.

Fuente: El Diario