Empresas del tamaño de Microsoft, Apple, Google y Facebook, apoyan a la Coalición por el Sueño Americano en su labor titánica de defender a DACA, hoy, estas organizaciones mundiales piden al actual presidente dejar el programa tal cual viene funcionando desde 2012.

La Coalición por el Sueño Americano agrupa a varios sindicatos, como la Cámara de Comercio de Estados Unidos, así como a compañías de la talla de Apple, Microsoft, Facebook y Google, quienes han solicitado en un comunicado público dirigido al presidente norteamericano, que conserve el programa de Acción Diferida para los Llegados durante la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

Este proyecto que creó el expresidente Obama, protege a más de 700 mil dreamers de ser deportados.

“Como gran organización de trabajadores y líderes, le solicitamos mantener vigente el programa DACA”, señaló la Coalición en el comunicado. “Los beneficiarios del DACA son personas trabajadoras que están al frente de la batalla en contra del COVID-19 realizando trabajos esenciales, permitiendo que Estados Unidos siga de pie”, concluyeron.  

El comunicado lo firmaron alrededor de 140 organizaciones en donde figuran las empresas Marriott, Target, Uber, Lyft y la Federación Nacional de Minoristas, entre muchas otras más.

La carta confirma que las encuestas, realizadas por diferentes institutos indican que la mayoría de los estadounidenses apoyan a los soñadores.

Hacen hincapié en que no son tiempos para entorpecer la recuperación económica de las empresas y comunidades o de poner en riesgo la salud o la seguridad de ningún habitante de la Unión Americana.

En particular consideran que “no es el momento de dificultar la recuperación económica de nuestras empresas y comunidades, ni de amenazar la salud y seguridad de estos individuos vulnerables”.

En junio pasado el Tribunal Supremo frenó el primer intento, del actual presidente, de cancelar DACA.

La batalla aún no termina, por lo que todo apoyo que reciba el programa será de gran ayuda, así lo indican activistas y organizaciones civiles.

Fuente: La Opinión