En Estados Unidos hay millones de inmigrantes que decidieron quedarse para formar un hogar con un ciudadano estadounidense.

Cuando un ciudadano estadounidense o portador de “green card” se casa con un inmigrante queda abierta la posibilidad de que apliquen para la residencia permanente por matrimonio y así puedan asegurar la estadía legal en EEUU.

Además de un extenso folio de requisitos y documentos que se deben enviar con la solicitud para la residencia legal hay una prueba con los agentes migratorios para confirmar si el matrimonio es real o sólo por conveniencia legal.

Para evitar fraudes de matrimonios por conveniencia, las autoridades migratorias de EEUU encabezados por USCIS, realizan a discreción de los oficiales migratorios, un examen oral para comprobar la autenticidad del matrimonio.

Las preguntas iniciales del examen oral son las siguientes:

Las parejas deben demostrar que sus relaciones son reales al proporcionar pruebas de que viven juntos presentando una copia del acuerdo de arrendamiento, partida de matrimonio, fotos de su historia juntos, extractos de cuentas bancarias, préstamos y demás documentos que den fe de la unión.

Aún así, los funcionarios y los abogados de inmigración advierten que responder todas las preguntas correctamente no necesariamente da como resultado que se te otorgue el beneficio de la “green card”.

Si el oficial migratorio duda en algún momento de la autenticidad del matrimonio no dudará dos veces en separar a la pareja para entrevistarlos por separado haciendo preguntas como éstas:

El objetivo es que usted le cuente a detalle su historia de amor al oficial al punto que no quede duda de su veracidad.

Los abogados migratorios aseguran que los oficiales de inmigración suponen que toda relación matrimonial es un fraude y que su misión en la entrevista es demostrar lo contrario.

Si el oficial de inmigración aún no está convencido una vez que el proceso esté completo, el solicitante podría recibir un aviso de intención de denegación. El solicitante tiene la oportunidad de responder y, si se rechaza la respuesta, puede presentar una nueva petición o apelación. En algunos casos, los solicitantes son remitidos a un tribunal de inmigración.

Los migrantes latinos que están en proceso de buscar la residencia permanente o la renovación de la misma, podrán acceder a la información para obtener un abogado migratorio gratuito o de bajo costo en la herramienta del portal Acceso Latino “Ayuda legal”.