Lyft y Uber donaron cada uno 10,000 dólares, para ayudar a agilizar las solicitudes de ciudadanía de inmigrantes que viven en Seattle.

En la Ciudad de la Flores, ambas compañías se unieron a grupos pro-inmigrantes con la firme idea de apoyarlos con el traslado a Yakima y Portland, donde los solicitantes están siendo enviados, debido a que las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos en Tukwila no logran darse abasto con las solicitudes.

“Redirigir a los inmigrantes que solicitan la ciudadanía a las oficinas de Yakima y Portland, que están a más de tres horas de distancia, parece ser otro obstáculo en la agenda antiinmigrante de la actual administración”, declaró Cuc Vu, director de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes y Refugiados de la Ciudad de Seattle (OIRA).

Concluyó diciendo que, USCIS debió prestar atención en las últimas dos décadas al enorme crecimiento de inmigrantes en Seattle y a aumentar adecuadamente el personal de la oficina del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos en Seattle. Sin embargo, pareciera que no quieren que los inmigrantes se conviertan en nuevos ciudadanos estadounidenses.

Esta campaña liderada por Lyft y Uber, busca cubrir, entre otros, gastos de tren y autobús de los inmigrantes solicitantes. También apoyará a los equipos de trabajo de OIRA, facilitando transporte.

Estas empresas, además, proporcionarán más de 700 viajes con tarifas de 10 dólares para trasladar a inmigrantes de las estaciones de tren o autobuses a las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos en Seattle (USCIS).

Fuente: La Opinión