El coronavirus podría causar dolores de cabeza, confusión y delirios, de acuerdo a un estudio realizado por Akiko Iwasaki, profesora de la Universidad de Yale.

Esta investigación propone que el SARS-CoV-2 puede duplicarse dentro del cerebro y hace que no les llegue oxígeno a las células cerebrales más cercanas. Aunque es preliminar, aporta pruebas para demostrar esta teoría.

La inmunóloga infectó el cerebro de algunos ratones, al igual que de mini cerebros fabricados en un laboratorio, además de examinar a pacientes que fallecieron por Covid-19.

El equipo dirigido por Iwasaki, halló que en los organoides cerebrales el virus podía infectar las neuronas y después “piratear” el mecanismo de las células neuronales para duplicarse. Por esta razón, las células infectadas mataban a las que estaban a su alrededor al privarlas de oxígeno.

En cuanto a los ratones, a los que infectaron perdieron peso y murieron rápido, demostrando una señal de gran letalidad cuando el virus llega al cerebro.

Investigadores externos alabaron el estudio, pero lo ven con pronóstico reservado hasta que sea estudiado.

Todavía no se sabe a ciencia cierta cómo es que el coronavirus daña realmente al cerebro.