La diabetes es una enfermedad en que la glucosa sanguínea, también conocida como azúcar en la sangre, es muy alta.

La glucosa sanguínea es la principal fuente de energía y proviene de los alimentos que comemos.

La insulina, es una hormona que produce el páncreas – ayuda a que la glucosa de los alimentos entre a las células para que pueda ser usada como energía -. A veces, el cuerpo no produce suficiente insulina (o ninguna) o no le da un uso adecuado. Esto provoca que la glucosa permanezca en tu sangre y no llegue a las células

Mucha glucosa en la sangre puede traer muchos problemas de salud y aunque la diabetes no tiene cura, existen métodos para controlarla y llevar una vida saludable, pero con muchos cuidados.

Diabetes tipo 1

Diabetes tipo 1. El cuerpo no produce insulina,  el sistema inmunológico ataca y destruye las células del páncreas. Este tipo de diabetes se da usualemente en niños y adultos jóvenes, pero también puede darse en personas de mayor edad. Los que padecen esta diabetes, a diario deben someterse a un control estricto para librar las complicaciones de esta enfermedad.

Acude a un especialista y médico. Hazte pruebas de glucosa periódicamente.

Entra a nuestra tarjeta de Salud de Acceso Latino y a la página de  Clikisalud para mayor información.