Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) diseñaron una prueba para detectar el Covid-19 con saliva, con el propósito de que el personal de salud no se contagie y que el diagnóstico sea más rápido.

Susana López Charretón, investigadora del Departamento de Genética del Desarrollo y Fisiología Molecular del Instituto de Biotecnología (IBt), explicó que el método consiste en utilizar solamente 2ml de saliva. En Morelos, muchos pacientes ya han sido sometidos a esta prueba.

El procedimiento es mucho más barato que el de PCR e inclusive el propio paciente la podría hacer solo, de acuerdo con un boletín de la UNAM.

Sin embargo, la experta aclara que aunque sea más barata y rápida, “esto no tiene nada qué ver con la prueba diagnóstica, que sigue siendo el RT-qPCR, la prueba de oro para la detección del virus”.

La alta demanda de los reactivos y materiales necesarios para las pruebas RT-qPCR ha provocado la escasez de los mismos a nivel mundial, por lo que este nuevo método puede ser una alternativa viable.

Estados Unidos, a través de la Universidad de Yale, recibió el visto bueno de la FDA (en inglés Administración de Alimentos y Fármacos) para poner en marcha una técnica similar. Japón también ya comenzó a realizarla de manera masiva.

López Charretón recalcó que el personal de salud estará más seguro ya que se “autodeposita” la saliva en un pequeño tubo, por lo que ya no tendrán que usar los hisopos que llegan a ser muy molestos. “Con este procedimiento, esos trabajadores están más seguros y protegidos contra una posible infección del coronavirus”, destacó.

Los tests PCR (reacción en cadena de la polimerasa) consisten en que el personal médico tome una muestra nasofaríngea del paciente, que puede ocasionar tos o estornudos, y por consecuente el contagio de los trabajadores.

Por último hay otro examen rápido de diagnóstico que detecta las proteínas del virus y la presencia de infección; se toma mediante la sangre y detecta anticuerpos producidos 7 días después de la aparición de los síntomas. Sin embargo, no son muy efectivas porque pueden existir falsos positivos.

México se encuentra en el último lugar de países que pertenecen a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en hacer pruebas de detección.