El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), anunció esta semana que aumentarán las entrevistas en persona antes de adjudicar dos tipos de solicitudes de residencia permanente.

Este requisito de entrevistas en persona adicionales comienza el próximo 1 de octubre y, según el USCIS, aplica a estos dos tipos de solicitudes de residencia permanente:

1) Solicitud de modificación de estatus de no inmigrante a residente permanente basado en el empleo (formulario I-485).

2) Solicitud de reunificación familiar de un inmigrante al que ya se le admitió como refugiado o se le concedió asilo (formulario I-730).

Un extranjero que vive y trabaja en Estados Unidos puede solicitar modificar su estatus inmigratorio y convertirse en residente permanente bajo determinadas circunstancias.

Para lograrlo, el inmigrante y cada uno de sus dependientes deben completar el formulario I-485 (Solicitud de Registro de Residencia Permanente o Ajuste de Estatus).

Este formulario requiere que cada solicitante revele su información biográfica al USCIS, para que la agencia pueda determinar si el solicitante es elegible para la residencia permanente.

Por otro lado, un extranjero que ha sido admitido en Estados Unidos como refugiado o se le concedió asilo en este país puede al cumplirse dos años de recibir el beneficio, solicitar la entrada al país de su esposa o esposo y de sus hijos no casados menores de 21 años.

Cada uno de esos seres queridos entraría a Estados Unidos como refugiado o asilado, en caso de cumplir los requisitos.

Para lograrlo, el solicitante debe completar el formulario I-730 (Petición de Familiar Refugiado/Asilado) para cada uno de los familiares que vaya a traer.

En algunos casos, el USCIS podría eximir del plazo límite de dos años para presentar la solicitud por razones humanitarias.

USCIS también indicó que tiene planes de aumentar en el futuro este requisito de entrevistas en persona para otro tipo de solicitudes de residencia permanente.

Según la agencia federal, llevar a cabo las entrevistas en persona “permitirá a los oficiales de USCIS tener la oportunidad de verificar la información proporcionada en la solicitud directamente con la persona, descubrir nueva información que podría ser relevante para la adjudicación, y determinar la credibilidad de la persona que desea obtener la residencia permanente en Estados Unidos”.

“Este cambio refleja el compromiso de la administración de mantener y fortalecer la integridad del sistema de inmigración de nuestra nación”, dijo el director interino de USCIS, James W. McCament, en un comunicado de prensa de la agencia.

“El USCIS y las agencias federales asociadas colaboran para desarrollar procedimientos de investigación y escrutinio para personas que desean obtener beneficios migratorios en Estados Unidos”, añadió.

También dijeron que los nuevos requisitos “forman parte de la estrategia integral de la agencia para mejorar aún más la detección y prevención de fraudes, y aumentar aún más la integridad del sistema de inmigración”.

Fuente: Mundo Hispánico