Si te estresas, recurres algún tipo de sustancia para aliviar la preocupación o la ansiedad, ya fumando, bebiendo o alguna tipo de droga y si tenemos un tipo de adicción nos estresamos, una no puede ir con la otra y definitivamente no deben convivir.

El estrés es una respuesta natural de nuestro cuerpo, ante alguna mala noticia o situación angustiante y esto en muchas ocasiones provoca caer en alguna adicción.

Más de la mitad de los mexicanos padecen fatiga por estrés laboral. Especialistas subrayan: “el desequilibrio bioquímico y emocional propicia cambios en el cuerpo a lo largo del tiempo, aumentando el riesgo de adicciones y trastornos alimenticios”.

También declararon: “Cuando estamos estresados de manera crónica, nuestro comportamiento puede inclinarse hacia elecciones no saludables de [sustancias dañinas] y alimentos, como helados, comida rápida en lugar de verduras y fruta, entre otros”.

¿Cómo evitar esta combinación? Expertos recomiendan lo siguiente:

Haz ejercicios de respiración profunda. Después de una junta, cuando llegues a casa del trabajo o de alguna situación agobiante respira de forma pausada durante 10 minutos.

Aliméntate sanamente. Las grasas saturadas o alimentos con alta carga de calorías, hace rápido digestión, por lo que da hambre al poco rato, come verduras, pescado asado y frutos secos. Acompáñalos con agua.

Duerme de 7  8 horas. El cuerpo requiere de mínimo 7 horas para recuperar la energía. No uses ningún tipo dispositivo, como celular o tableta, la luz que irradian impide que nuestro cerebro se apague y descanse.

Escucha música relajante. Esto puede ser sonidos de la naturaleza o música new wave a 60 beats, lo que ayudará a liberar endorfinas en el cuerpo.

No olvides visitar la tarjeta de Salud de Acceso Latino y Clikisalud para mayor información y ayuda sobre temas de energía, dieta y enfermedades.