El Plan Americano del presidente Joe Biden en favor de las familias

Cuando las familias americanas lo hacen bien, la nación prospera.

Ante la situación actual, las familias en los Estados Unidos están luchando para satisfacer sus necesidades básicas y cubrir los gastos básicos. El Plan Americano en favor de las Familias que propone el presidente Joe Biden es una inversión en la que se generan cimientos de prosperidad de la clase media: educación, atención médica y cuidado infantil, sin importar el género, raza, procedencia o lugar de residencia; urbano, suburbano o rural. Este plan cuenta con una visión global en apoyo a las familias en general de EE.UU.

El plan será enfocado en tres pilares principales:

Se harán inversiones transformadoras en los más jóvenes desde prescolar hasta preparatoria para que los niños y adolescentes puedan crecer, aprender y adquirir las habilidades básicas para el futuro.

  • Se ofrecen dos años de colegio comunitario gratuito para millones niños y niñas.
  • Acceso universal a pre kínder gratuito para niños y niñas de 3 y 4 años.
  • Costos universitarios más bajos para estudiantes de bajos y medianos ingresos en universidades y colegios universitarios históricamente negros (HBCU), colegios y universidades tribales (TCU) e instituciones como instituciones que sirven a hispanos (HSI), asiáticos americanos y nativos americanos de las islas del Pacífico. instituciones (AANAPISI) y otras instituciones al servicio de las minorías (MSI).
  • Un aumento de hasta aproximadamente $ 1,400 dólares en becas Pell, que permite a los DREAMers acceder a los fondos.
  • Brindar apoyo a los estudiantes para aumentar la retención y la finalización.
  • Una inversión de $ 9 mil millones para fortalecer la cartera de maestros y abordar la escasez, aumentar la cantidad de maestros de color y apoyar el crecimiento profesional de los maestros.
  • Garantizar que nadie que gane menos del 150% del ingreso medio estatal tenga que pagar más del 7% de sus ingresos en atención de alta calidad para niños menores de 5 años.
  • Proporcionar una licencia familiar y médica integral, que permita a los trabajadores tomarse el tiempo que necesiten para cuidar de un nuevo hijo, atender una enfermedad propia grave o de un ser querido.
  • Ampliar la asistencia nutricional, incluidos los programas de comidas escolares y el programa de beneficios nutricionales de verano, para niños y familias.
  • Invertir $ 3 billones de dólares en materia de salud materna.
  • Hacer permanente el Crédito Tributario por Cuidado de Niños y Dependientes, proporcionando hasta $ 4,000 para cubrir los gastos relacionados con el cuidado de un niño menor de 13 años con alguna discapacidad y hasta $ 8,000 para cubrir los gastos de varios niños o dependientes. Así mismo, las familias que ganan menos de $ 125,000 dólares anuales pueden reclamar el crédito completo y las familias que ganan hasta $ 438,000 pueden reclamar un crédito parcial. 
  • Hacer permanente la expansión del crédito tributario por ingreso del trabajo para trabajadores sin hijos, beneficiando a 17 millones de trabajadores de bajos salarios, muchos de los cuales son trabajadores esenciales, incluidos cajeros, cocineros, conductores de reparto, trabajadores de preparación de alimentos y trabajadores de cuidado infantil.
  • Extender los aumentos de Créditos fiscales por hijos en el Plan de rescate estadounidense por otros cinco años, aumentando los créditos fiscales para niños menores de 6 años de $ 2,000 a $ 3, 600 y para niños mayores de 6 años de $ 2,000 a $ 3,000.
  • Reducir los costos de atención médica al hacer que las reducciones de las primas del seguro médico del American Rescue Plan sean permanentes, lo que ahorra a las familias un promedio de $ 50 dólares por persona por mes.

 

El Plan Americano en favor de las Familias que propone el presidente, promueve una agenda de reforma tributaria que recompensa el trabajo y no la riqueza. Es una inversión única y planea reconstruir la clase media e invertir en el futuro de Estados Unidos.