Vendedores ambulantes de Nueva York podrán recibir hasta US$1 mil de asistencia

La crisis económica generada por el coronavirus, ha afectado a todos, y dentro de este grupo se encuentran los vendedores ambulantes de la ciudad de Nueva York, que entre junio y septiembre perdieron del 70% a 90% de sus ganancias.

Por esta razón, la firma de inversión multinacional y de servicios financieros Morgan Stanley, la fundación Robin Hood y Street Vendor Project (SVP) de Urban Justice Center se han asociado para apoyar económicamente a alrededor de 20 mil trabajadores.

Los vendedores ambulantes, en su mayoría, pertenecen a las comunidades hispanas y afroamericanas, al igual que inmigrantes e indocumentados, por lo que saben lo difícil que es enfrentarse a la adversidad.

Raj Borsellino, del programa Robin Hood, concuerda con lo anterior: “de muchas maneras han llegado a definir la ciudad de Nueva York. Son personas que hemos llegado a conocer y de las que en verdad dependemos para pasar nuestros días, para darle a la ciudad la vibra que tiene”.

A pesar de que la Ley CARES (Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus) repartió cheques a las pequeñas empresas a través del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP, por sus siglas en inglés), muchos de los vendedores ambulantes no pudieron recibirlos debido a su estatus migratorio o por no cumplir los requisitos que son demasiado estrictos.

Estos vendedores viven al día”, externa Mohamed Attia, director de SVP de Urban Justice Center.

Borsellino añade que estos grupos han sido los más afectados por el Covid-19, y que 1 de cada 4 de estos trabajadores contrajo el virus o alguno de sus familiares.

Debido a lo anterior, estas organizaciones están dándoles hasta US$1 mil de asistencia; Morgan Stanley donó US$2 millones y Robin Hood aportó US$375 mil adicionales para financiar esta iniciativa.

Borsellino está consciente de que aunque han reunido cerca de US$2.4 millones, todavía falta un largo camino para “buscar la solución a largo plazo en términos de alivio, algo que se extienda a todas las poblaciones de la ciudad”.

La mayoría de estos vendedores ambulantes son inmigrantes que llegaron a Estados Unidos en busca de una vida mejor para ellos y sus familias. Muchos de ellos encarnan realmente lo que hemos llegado a conocer como el sueño americano”, finalizó.

 

Fuente: Telemundo 47

Noticias relacionadas