Un tribunal federal de apelaciones denegó la semana pasada, el argumento de la actual administración norteamericana, de no proporcionar a niños migrantes detenidos, artículos de higiene personal como: jabón, cepillos de dientes, ropa seca, toallas y derecho a duchas.

El gobierno estadounidense había alegado que no estaba obligado a prestar estos servicios y utensilios de higiene en  periodos cortos de estadía de los menores.

Hace un par de años, un juez ordenó y obligó al gobierno del actual presidente, a proveer artículos de higiene personal a los menores detenidos en las estaciones de la Patrulla Fronteriza en el Valle del Río Grande, Texas.

La intención de este fallo es que los niños tuvieran buenas condiciones para dormir, alimentos, cobijas para el frio y agua potable.

El panel de jueces dijo:

“Asegurar que los niños coman suficiente, beban agua limpia, se alojen en instalaciones limpias con baños higiénicos que tengan jabón y pasta de dientes y que no se les quite el sueño son; sin duda; esenciales para la seguridad de los niños”.

Ha sido una larga batalla legal del Acuerdo Flores (reforma judicial que obliga a EE.UU. a dar buen trato a niños inmigrantes) para que se respete, puesto que hace unos meses, se volvieron a denunciar las condiciones en las que vivían jóvenes y niños en las instalaciones del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en sus siglas en inglés) de Texas y Florida.

La abogada del Departamento de Justicia de los Estados Unidos Sarah Fabian acusó en junio pasado al tribunal de distrito de no respetar la autoridad al considerar los requisitos higiénicos específicos. Por su parte el juez William Fletcher respondió que no estaba hablando de “jabón perfumado” sino de jabón a secas, que cumpliera con su función.

Acceso Latino, tu portal de ayuda migratoria y noticias.

Fuente: MSN Noticias