UCLA crea un centro de defensa migratoria

La Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) presentó el Centro de Leyes y Políticas de Inmigración, para el desarrollo de iniciativas y políticas de inmigración que incluirá a organizaciones sin fines de lucro, abogados, activistas, legisladores y especialistas en asuntos migratorios para la defensa de los inmigrantes.

El centro forma parte de la Facultad de Derecho de UCLA y cuentan con el plan de desarrollar y transmitir reformas a nivel local, estatal, nacional e internacional con la ayuda de estudiantes y expertos en migración.

La UCLA en un comunicado indicó: “abrir este espacio en tiempo en que las políticas de inmigración de Estados Unidos están cambiando constantemente, afectando a millones de inmigrantes; miles de personas buscan asilo en la frontera y las autoridades refuerzan sus normas  para vigilar y delimitar a la comunidad indocumentada”.

La abogada Alicia Miñana, egresada de UCLA y su esposo, Rob Lovelace, directivo de la firma de inversionistas Capital Group, fueron de los principales creadores del Centro de Leyes y Políticas de Inmigración, al donar de 5 millones de dólares.

Alicia Miñana de padres cubanos, sabe de lo complicado que es para los inmigrantes llegar y establecerse en la Unión Americana, por esto mismo, decidió hacer la donación, porque sabe de la importancia y de lo necesario que Estados Unidos sea incluyente con las personas que huyen de sus países, por la violencia y/o situación económica-política, buscando una mejor vida.

En entrevista expresó: “Estamos muy felices de brindar recursos extras para ayudar a la escuela a llegar más lejos y medir el impacto de las reformas migratorias. Concluyó diciendo, “tenemos que capacitar a los estudiantes de la UCLA, para que sobresalgan, estén actualizados y sean las próximas generaciones de políticos defensores de los derechos humanos de los inmigrantes”.

El centro publicará informes sobre los cambios en las leyes y políticas de inmigración, además trabajarán en conjunto con organizaciones no lucrativas; realizarán conferencias y talleres para actualizar a jueces y legisladores.

También seguirá con los programas académicos: viajes educativos con los migrantes en la frontera de Tijuana, el auxilio a los refugiados del centro de detención de Dilley, en Texas; asistencia a las clínicas legales para las familias de los estudiantes de primaria y secundaria de la ciudad de Los Ángeles, e invitar a los talleres sobre los derechos de los inmigrantes que se llevan a cabo en las ciudades de California, Tennessee y Wisconsin, así lo declaró la Universidad de California.

Fuente: La Opinión

Noticias relacionadas