Las personas que lograron su ciudadanía estadounidense por naturalización, con 21 años cumplidos, pueden ayudar a sus padres a obtener la residencia permanente.

Para comenzar este proceso, deben enviar al Departamento de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) el Formulario I-130 de petición de familiar extranjero.

Si la petición es aprobada y el padre vive fuera de Estados Unidos, recibirá una notificación para que acuda a su consulado local a completar el trámite de su visa.

Si los padres se encuentran radicando en la Unión Americana, pueden ser elegibles para tramitar el Formulario I-485 de solicitud de residencia permanente o ajuste de estatus, al mismo tiempo que tramita el I-130.

Los padres admitidos como inmigrantes no necesitan solicitar una autorización de empleo para trabajar. “Si sus padres actualmente están fuera de los Estados Unidos, recibirán un sello en su pasaporte cuando lleguen, mientras obtienen la Green Card”, señala USCIS.

Las personas deben tener en cuenta que se requiere de un trámite adicional (Familia de residentes permanentes) para que los padres puedan entrar con niños pequeños.

Si la visa de Inmigrante es negada, los solicitantes pueden apelar la decisión ante la Junta de Apelaciones.

Aquí encontrarás los documentos que necesitas para que la solicitud sea aprobada:

  • Copia de su certificado de nacimiento mostrando nombre del ciudadano y el nombre de su madre o padre.
  • Copia del certificado de naturalización o ciudadanía o pasaporte de Estados Unidos del ciudadano.
  • Copia del acta de matrimonio civil de sus padres.
  • Evidencia de un vínculo emocional o económico con los padres.
  • Si es el caso, presentar copia certificada del certificado de adopción.

Los migrantes latinos que están en proceso de buscar la residencia permanente o la renovación de la misma, podrán acceder a la información para obtener un abogado migratorio gratuito o de bajo costo en la herramienta del portal Acceso LatinoOrientación Legal”.