Los inmigrantes no solo se tienen que preocupar por el COVID-19, sino también por las duras reformas migratorias, por ser detenidos y deportados, ante esto, el Senado del Estado de Nueva York, aprobó una ley que prohíbe a ICE realizar operativos en cortes estatales. 

Las normas S.425A / A.2176A fueron impulsadas por el senador Brad Hoylman y la asambleísta Michaelle Solages, toda vez que, tras varias redadas y arrestos en tribunales, existe negativa y temor por parte de los inmigrantes indocumentados para denunciar delitos o participar como testigos por miedo a ser arrestados, afectando el sistema judicial estatal.

“No podemos permitir que los tribunales se vuelvan un centro de caza para agentes migratorios que intentan encontrar a inmigrantes neoyorquinos”, señaló el senador Holyman.

Indicó que las detenciones de ICE, dentro o en las mediaciones de los tribunales de Nueva York, se han incrementado en un mil 700% desde la nueva administración.

“La Ley de Protección de Tribunales que defiendo con honor, junto con el asambleísta Solages, logrará sacar a ICE de nuestros juzgados y hará que nuestro sistema de justicia sea más justo”, subrayó y reconoció el apoyo de la líder de la mayoría del Senado, Andrea Stewart-Cousins.

La asambleísta Solages recalcó este triunfo para la colectividad inmigrante, ya que se resguarda su derecho a procesos imparciales en el sistema judicial.

“El sistema judicial norteamericano se creó sobre los conceptos de justicia, paridad y justicia para todos”, resaltó. “Hemos sido testigos de agentes migratorios de ICE realizando actos hostiles, los cuales han creado un ambiente tenso para las personas que se encuentran dentro de los tribunales”, expresó. 

La reforma tiene trascendencia dentro y fuera (cerca) de los tribunales, la única forma de que los agentes puedan detener a alguien es con una orden judicial.

La nueva ley, también aprobada en la Asamblea estatal, busca proteger a “los más vulnerables” de entre los grupos vulnerables, como los sobrevivientes de violencia doméstica y los testigos.

Organizaciones civiles y pro inmigrantes, como el Proyecto de Defensa de Inmigrantes (IDP, por sus siglas en inglés), aplaudieron la aprobación de la iniciativa de ley, en una atmósfera tensa, debido a los discursos del actual presidente y su reforma por sacar del censo a los indocumentados.

“Aun cuando el estado de Nueva York emitió un mandato que prohibía las detenciones sin orden judicial, hubo muchos arrestos” indicaron las organizaciones.

“La aprobación de la Ley de Protección de Nuestros Tribunales manda un mensaje fuerte al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés): Los tribunales de Nueva York no son trampas”, insistió Mizue Aizeki, director adjunto del IDP.

Asimismo, Theo Oshiro, subdirector de Make the Road New York, y Abdullah Younus, director de Compromiso Político de la Coalición de Inmigración de Nueva York, apoyaron la moción.

“Este triunfo es fundamental para seguir salvaguardando y protegiendo a los indocumentados contra el asedio de ICE y la Casa Blanca”, expresó Oshiro.

Fuente: La Opinión