La Academia de Medicina de Francia ha descubierto las principales secuelas que del coronavirus en el organismo. Los efectos no sólo se hacen presentes durante la enfermedad, sino que pueden quedarse y dejar secuelas, las cuales son:
  • Daño respiratorio residual: esto debido a que los pulmones son los órganos más afectados en la fase aguda. 
  • Fibrosis pulmonar: destaca por el descenso gradual de la función respiratoria. Los pulmones se hacen más propensos a infecciones respiratorias, y causar la muerte en personas de la tercera edad.
  • Enfermedades cardiacas: aumentan significativamente.
  • Insuficiencia crónica renal: en fases terminales.
  • Daño directo o indirecto al sistema nervioso central. 
  • Disminución en la capacidad muscular.
  • Trastornos después de la recuperación: se ha detectado que quienes ya habían tenido el virus, han necesitado más tiempo de convalecencia. 
Asimismo, hay pacientes que han manifestado nuevos síntomas después del período de remisión, como son:
  • Malestar en general.
  • Dolores musculares y de articulaciones.
  • Fatiga: ya sea física o intelectual y sin hacer ningún esfuerzo.
  • Pérdida de memoria.
  • Taquicardias.
  • Secuelas psicológicas: en enfermos que estuvieron en cuidados intensivos con ventilación y sedación profunda.
Estos expertos recomiendan el tratamiento para estas dolencias, así como constante revisión de los órganos que se vieron más afectados, además de apoyo psicológico y de nutriólogos en caso de desnutrición. Por último, se recomienda el hacer ejercicio en cuanto se tengan ganas, y mantenerse alerta.