La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), indicó que antes de ingerir una medicina, se debe reconocer su aspecto físico, ya que este no debe presentar cambios en el color, signos de degradación u olores extraños.

También indicó que el empaque debe estar en perfectas condiciones y las fechas de fabricación y caducidad deben ser las mismas tanto en la parte de afuera como en la de adentro.

Si sospechas que el medicamento es falso o de mala calidad, acude a tu servicio médico para que comprueben si es un producto apócrifo.

La COFEPRIS pidió a las personas que estén atentas a lo que se vende en línea porque “los sitios web no regulados pueden ofertar medicamentos de baja calidad o falsificados. ¡Protégete y protege a los que te rodean!”, indicaron en su cuenta de Twitter.