Durante la pandemia uno de los productos de mayor demanda fue el alcohol, al no poder salir a bares y demás lugares, la compra de bebidas alcohólicas incrementó, así como su consumo entre la sociedad.

Los supermercados reportaron un aumento en las ventas de alcohol durante la emergencia sanitaria por el COVID-19, lo que crea la posibilidad de pensar que hay quienes ven en la bebida un apoyo para hacerle frente al confinamiento.

Beber mucho es un problema, porque cuanto más se bebe, más aumenta la tolerancia y esto puede crear una dependencia. Expertos en salud indican que beber más de dos unidades de alcohol (una unidad representa un volumen de 10 ml [8 gramos] de alcohol etílico, que se encuentran en 125 ml de vino) diario incrementa el riesgo de varios tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y de hígado.

También, puede provocar comportamientos agresivos en algunas personas y nadie necesita de este tipo de acciones.

Ante ello,  para controlar y moderar el consumo de alcohol, te recomendamos lo siguiente:

  1. Apegarse al límite. Si crees que tu consumo es excesivo, replantea la cantidad, expertos aconsejan beber 14 unidades semanales (6 vasos normales de cerveza clara o 10 copas pequeñas de vino. Procura beber solo un día a la semana.
  2. Haz un seguimiento. Identifica que te provoca beber; al momento de sentir esa necesidad de ingerir bebidas alcohólicas, cámbiala por otra actividad. Este es un buen momento para cambiar varios hábitos no saludables.
  3. Intenta mezclar opciones no alcohólicas. Existen bebidas sin alcohol están disponibles en los supermercados, su sabor ya es bastante parecido, esto puede ayudar a moderar el consumo.
  4. Elige un vaso pequeño. Bebe en vasos pequeños, al no contar con las medidas estándares, existe la posibilidad de servirnos más de establecido.
  5. Busca apoyo. Si tu consumo ya superó los límites, lo ideal sería que busques ayuda profesional o te acerques a tus seres queridos, existen grupos en internet que atienden esta y otras adicciones.

Clikisalud, tu portal de salud de cabecera.