Realiza estas acciones para superar el insomnio en el embarazo

El insomnio en el embarazo es uno de los trastornos más comunes, por lo que no hay nada de qué preocuparse. Puede deberse a razones fisiológicas o psicológicas.

Antes que nada, es importante conocer el porqué:

Primer trimestre

Puede ser provocado por la progesterona, hormona preponderante durante el embarazo, pero que altera el sueño. Es por esta razón que durante el día se puede sentir somnolencia, fatiga y debilidad, por lo que se toman siestas, y al llegar la noche, no hay cansancio natural. También, al crecer el útero, causa más ganas de ir al baño, que no dejan dormir.

Segundo trimestre

Lo sucedido en la primera etapa ya fue superado; sin embargo, ahora comienzan las preocupaciones en torno al bebé, como su bienestar, ansiedad por un examen médico, etc.

Tercer trimestre

En este período, es cuando más se presenta el insomnio debido a que el bebé está creciendo cada vez más, lo que ocasiona:

  • Reflujo: la posición horizontal hace que la comida y los ácidos gástricos suban, impidiendo dormir.
  • Micción: ya que la vejiga se comprime, en especial al momento de acostarse.
  • Falta de sueño: el aumento del vientre, calambres, y la hinchazón, hacen que tratar de dormir sea toda una odisea.
  • Inquietud: por las pataditas del bebé.

Una vez conocidas las razones que lo causan, realiza estas acciones para superar el insomnio dependiendo la etapa en la que te encuentres:

Primer trimestre

  • Descansar sólo cuando sea necesario: es importante procurar no dormir durante el día; únicamente si es indispensable, para evitar despertarse en la noche.
  • Cenas ligeras: de preferencia proteínas y unas 2 ó 3 horas antes de acostarse.
  • Duerme semiincorporada: con un par de cojines debajo de la espalda puedes hacer que no haya reflujo gastroesofágico.

Segundo trimestre

  • Relájate: si te cuesta dormir, levántate de la cama e intenta leer, escuchar música o hacer algo que te distraiga y posteriormente te permita conciliar el sueño.
  • Evita estímulos: como la cafeína, al igual que las pantallas, ya que luego hacen que no podamos dormir.
  • Nada de medicinas: hay algunos tés o infusiones que son muy buenos, además de productos fitoterapeúticos que contienen magnesio.
  • Haz ejercicio: natación, yoga y pilates son los mejores durante esta etapa; sólo que no sea por las noches ya que no te permitirá dormir.

Tercer trimestre

  • Encuentra una postura cómoda: la ideal es de lado izquierdo con un cojín entre las piernas, para que no se sientan pesadas y no tengan calambres.
  • No al calor: la temperatura basal incrementa gracias a la progesterona, dilatando los vasos y los capilares. Trata de no taparte mucho u optar por un ventilador o aire acondicionado.
  • No bebas mucho líquido: especialmente cuando se está a punto de irse a acostar.

 

Vía: Mi bebé y yo

Noticias relacionadas