Todavía existen organizaciones que siguen brindando ayuda a indocumentados. A continuación, la primera parte de la lista:

 

The California Immigrant Resilience Fund (CIRF), ofrece apoyo a todos los indocumentados y a sus familias que viven en California, y que la están pasando mal por la pandemia de COVID-19.

 

NorCal Resist UndocuFund, brinda apoyo económico en efectivo a indocumentados en los condados de Sacramento, Yolo, Placer, Nevada, El Dorado, Amador, Colusa, Glenn, Tehama, Butte, Yuba, Sutter, Plumas, Lassen, Sierra y Shasta.

 

California Nail Salon Community Care Fund, proporciona ayuda financiera a los manicuristas indocumentados en el Área de la Bahía que perdieron sus empleos o fuentes de ingreso.

 

BLMP COVID-19 Asistencia Monetaria, como resultado de COVID-19, apoya a la comunidad inmigrante, LGBTQ + afroamericanos, con apoyos monetarios en efectivo. 

 

El Fondo de Ayuda para Jóvenes Migrantes de COVID, suministra fondos de emergencia, incluidos reembolsos por gastos básicos a miembros de las comunidades de migrantes en el Área de la Bahía. Además, brindará, a un grupo limitado de jóvenes, un salario. Organización principal: East Oakland DREAMers.

 

El Fondo de Ayuda de Monumentos, proporciona dinero en efectivo a miembros de la comunidad indocumentada, en el Condado de Contra Costa Central y Oriental, que han perdido su trabajo como resultado de COVID-19. La atención se brinda en línea.

 

El Centro Multicultural de Marin Covid-19 (Community Relief Fund), ofrece asistencia de emergencia en efectivo a familias indocumentadas, en el Condado de Marin. Organización principal: Centro Multicultural de Marín.

 

El Fondo de Ayuda para Indocumentados de Oakland (OUR, por sus siglas en inglés), da apoyo en efectivo a los trabajadores indocumentados que fueron incluidos en el seguro de desempleo, los beneficios públicos y los nuevas leyes de ayuda federales y locales.

 

El Fondo de Solidaridad SOLO (SOLO = Solidaridad Organizada para Los Olvidados), su trabajo es apoyar a los inmigrantes sin papeles en el Condado de Santa Clara, quienes hoy están en proceso de deportación o tienen un familiar detenido. 

 

Fuente: Los Angeles Times